Obama se pronuncia por acuerdos comerciales con nuevas reglas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que de aprobarse nuevos acuerdos comerciales estos deberán establecer mejores normas y estándares, lo cual beneficiará a la economía nacional y a los estadunidenses.

"Los nuevos acuerdos comerciales con altas normas son importantes para nuestra economía, empresas, trabajadores y nuestros valores", aseguró el mandatario en su mensaje semanal.

Al hacer referencia al tratado comercial con la región Asia Pacífico consideró que "es el acuerdo comercial de mayor nivel en la historia. Contiene disposiciones fuertes para los trabajadores y el medio ambiente".

Obama ratificó sus esfuerzos de luchar por tratados de libre comercio que priorizan a trabajadores de Estados Unidos.

"Las nuevas disposiciones que, a diferencia de tratados anteriores, realmente se pueden hacer cumplir. Si se quieren incorporar, tendrán que cumplir con estas normas", enfatizó.

Advirtió que los socios, una vez que forma parte de estos acuerdos comerciales, si violan sus responsabilidades, "habrá verdaderas consecuencias".

El presidente enfatizó que cualquier nuevo tratado que firme será el acuerdo comercial más progresista de la historia de Estados Unidos con fuertes provisiones para los trabajadores y el medio ambiente.

Obama explicó que los acuerdos comerciales son vitales para la economía de la clase media, la propuesta es que "a este país le va mejor cuando todo el mundo tiene una oportunidad justa, todos ponen de su parte justa y siguen las mismas reglas".

"Nos esforzamos por asegurar que nuestras vidas económicas estén a la altura de ellos, en especial después de una crisis financiera causada por la imprudencia y la ambición", se quejó.

"Por eso Estados Unidos debe escribir las reglas para la economía global, para que nuestros trabajadores puedan competir en un campo de juego nivelado", advirtió.

"Tenemos lecciones que aprender del pasado y las hemos aprendido. Pero tratar de detener la economía global en nuestras orillas no es una de estas lecciones", abundó.

Advirtió que si Estados Unidos no modela las reglas de la economía mundial hoy, mientras que nuestra economía está en una posición de nueva fuerza global, entonces China va a escribir esas reglas.

"Eso es lo que estamos haciendo con la nueva asociación comercial que estamos negociando en la región Asia-Pacífico, hogar de mercados de crecimiento más rápido del mundo", mencionó.

Afirmó que si alguna vez hubiera un acuerdo que debilite el progreso de Estados Unidos no lo firmará "y mientras sea presidente seguiré luchando por eso".