Pablo Alborán seduce con su romanticismo durante debut en el Auditorio

Emocionado, derramando lágrimas, el cantante español Pablo Alborán no pudo ocultar el placer de haber cumplido la noche de este viernes su sueño: cantar en el Auditorio Nacional.

Durante el concierto en el que sonaron temas románticos y de dolor, el nominado al Grammy Latino dijo que ya no tiene que buscar el amor, pues lo ha encontrado precisamente en México.

Con una escenografía minimalista deleitó a su público con temas de sus cuatro discos, incluido "Terral", el más reciente y el que le da nombre a su actual gira.

"Está permitido", "La escalera" y "Pasos de cero" fueron los anzuelos para que los 10 mil fanáticos no despegaran la vista del escenario, en donde Alborán además de cantar dio rienda suelta a su lado seductor, al cerrarle el ojo a las chicas y mover las caderas de forma sensual.

"Buenas noches familia, es un sueño cumplido estar esta noche con ustedes, no saben las veces que he pasado delante del Auditorio deseando poder estar aquí, así que gracias por hacer este sueño realidad. Esta noche soy de ustedes siempre", declaró.

De pronto, todas las luces se apagaron y enseguida apareció el malagueño arriba de una pequeña tarima para mostrar su talento con el teclado y cantar "Ecos" y "Recuérdame".

En este punto, varias admiradoras, quienes no paraban de ovacionarlo y de gritar de manera eufórica, se levantaron de sus asientos para cantar con él piezas como "Quimera" y "Un buen amor".

"Esta canción es de desamor, cuenta algo que hemos vivido todos en algún momento de nuestra vida, que es el darnos cuenta de las cosas, justo cuando las perdemos.

"Yo me curé escribiendo este tema que se llama 'Desencuentro'", dijo antes de interpretar esta pieza a la que le siguió "Quién", "Caramelo" y "El olvido".

"¡Lo juro México, los voy a echar de menos!", gritó durante "Te he echado de menos", después de "Miedo" y "El beso", con la que estuvo sentado con su guitarra acústica y algunos guitarristas.

Con 25 piezas de su repertorio, como "Perdóname" y "Ahogándome en tu adiós", Alborán, quien vistió una playera blanca y un pantalón de cuero, invitó a todos a "volverse locos hasta el amanecer", como dicta una de sus canciones.

"¿Dónde está el amor, alguien lo sabe? Yo sí, el amor está en México. Hay algo que me pregunto una y otra vez, es algo que nos preguntamos todos y es 'Dónde está el amor'", señaló antes de cantar esta pieza.

"Muchísimas gracias familia, ha sido un placer. Gracias a toda la gente que ha hecho posible esta noche y a quienes me han escrito para que esto se hiciera realidad.

"No saben lo que es componer una canción en la sala de tu casa y de pronto estar lejos de ahí, pero ustedes han hecho sentirme en casa. Gracias por creer en mi música, es muy emocionante para mí", aseguró.

En medio de aplausos, el anfitrión europeo siguió la velada con temas como "Tanto", "Éxtasis", "Volver a empezar", "Solamente tú", "Por fin", "Gracias", "Despídete" y "Vívela".

"Gracias familia, ha sido un placer estar aquí con ustedes y por el amor que me han dado constantemente", expresó el músico, quien cantará la noche de este sábado en el Teatro Telmex, de Jalisco.