Investigadores desarrollan medicamento para tratar enfermedad visual

Investigadores del Tecnológico de Monterrey desarrollan un medicamento, así como tratamientos clínicos para prevenir y eliminar la patología pterigión, una enfermedad que provoca carnosidades en el globo ocular.

La institución privada explicó que el pterigión es padecimiento de los ojos que llega a afectar hasta a un 25 por ciento de la población en diversos países, la cual se caracteriza por el crecimiento anormal del tejido fibrovascular que puede invadir la córnea, causar inflamación y perjudicar la visión.

Dicha patología, indicó, es causada por la exposición a los rayos ultravioleta (UV) del Sol, y los tratamientos actuales consisten en la extracción quirúrgica del tejido.

Resaltó que el nuevo medicamento es desarrollado por la doctora Judith Zavala, investigadora del Instituto de Oftalmología y Ciencias Visuales del ITESM.

"Nuestro proyecto se basa en el uso de extractos de una planta endémica de la región, que ha demostrado poseer actividad antiproliferativa en las células de pacientes con pterigión", explicó la oftalmóloga.

Añadió que "actualmente nos encontramos diseñando experimentos para determinar las moléculas relacionadas a los procesos de inflamación, vascularización, migración y proliferación celular in vitro".

El siguiente paso, apuntó, "es el desarrollo de un modelo animal para probar la eficacia de estos extractos una vez caracterizados".

La especialista refirió que la patogenia o causas de este mal, se relacionan principalmente con la exposición a los rayos UV.

Sin embargo, continuó, los mecanismos exactos por los que se forman dichas carnosidades en el ojo no han sido esclarecidos completamente.

"Los avances clínicos en el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad emplean autoinjertos conjuntivales y membranas amnióticas, combinadas con otras terapias como la radiación y fluoroacil, los cuales reducen la recurrencia de los tejidos", expresó.

Mencionó que el pterigión suele ser asintomático en fases iniciales, pero con su desarrollo suele producir molestias oculares y enrojecimiento del ojo.

Además, indicó, al crecer sobre la córnea puede modificar su curvatura, produciendo alteraciones visuales o llegar al eje visual, reduciendo la visión.

Por ello, subrayó, es importante estudiar los mecanismos moleculares que provocan el crecimiento y la proliferación del pterigión y otros factores que lo producen, como los virus, el estrés oxidativo, la sequedad y la exposición excesiva a químicos.

"La comprensión de la base molecular del pterigión nos proporcionará nuevas soluciones terapéuticas para su prevención y eliminación", recalcó.

Asimismo, afirmó que el proyecto es desarrollado con la colaboración de varios alumnos de posgrado en la especialidad de Oftalmología del ITESM.

El grupo de trabajo se ha enriquecido también con la colaboración de otros investigadores de la Institución del área de Nutracéuticos Bioinformática y Dispositivos Biomédicos, así como de otras universidades como la Johns Hopkins University y Universidad de Oviedo.