Japón estudia la posibilidad de legislar el uso de los drones

El gobierno de Japón estudia una legislación para regular los vuelos de los aviones no tripulados, luego que un dispositivo de esta naturaleza, con material radiactivo, fue encontrado en la azotea del edificio del primer ministro.

Los llamados drones se han utilizado para la investigación y otros fines en los últimos años y han demostrado ser útiles en casos de desastres naturales, aunque también hay reportes sobre varios accidentes que han sufrido estas unidades.

En enero, un accidente de un avión no tripulado en la Casa Blanca en Washington, capital de Estados Unidos, generó preocupaciones de seguridad.

"Tenemos que establecer de inmediato" la legislación sobre el uso de aviones no tripulados, dijo el secretario del gabinete Yoshihide Suga en una reunión de funcionarios de la policía y los ministerios que supervisan áreas como el transporte, asuntos internos y la industria.

El gobierno está tratando de restaurar la generación de energía nuclear a pesar de la oposición de la mayoría de los japoneses, después de un terremoto y posterior tsunami que provocaron un accidente sin precedentes en la planta nuclear de Fukushima en 2011.

La necesidad de legislar el uso de estas naves en Japón se produce cuando este sábado un hombre fue arrestado tras haber confesado de ser el responsable de volar un avión no tripulado, que llevaba trazas de material radiactivo, sobre la oficina del primer ministro.

Yasuo Yamamoto, de 40 años, fue arrestado bajo la sospecha de obstrucción ilegítima de las actividades de la oficina del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, e interferir con las operaciones de la misma, reportó la agencia de noticias Kyodo.

Yamamoto dejó el pequeño drone en la azotea del edificio de la oficina del premier en protesta contra la política del gobierno de Tokio por promover la energía nuclear.

El arresto se produce después que Yamamoto, residente de la ciudad de Obama en la prefectura de Fukui, donde se concentran varias centrales nucleares, se presentó a la estación de la policía local la noche del viernes.

Yamamoto afirmó que puso arena contaminada que trajo de Fukushima en una botella de plástico, que colocó en el avión no tripulado, acción que fue confirmada por la policía de Tokio, que detectó cesio radiactivo, señalaron fuentes de la investigación.

También admitió que él escribió las entradas de un blog, en el cual se sugería que el blogger estaba involucrado en el vuelo del avión no tripulado.

En ese sitio de Internet se podían ver fotografías de un avión no tripulado y un envase de características similares a las encontradas en el drone.

De acuerdo con un texto publicado el 12 de abril en ese blog, se afirma que el usuario no identificado llegó a un lugar de estacionamiento en Akasaka, en el centro de Tokio, donde voló el avión no tripulado.

El drone de 50 centímetros de largo y cuatro hélices fue hallado el pasado miércoles. Llevaba una cámara de video y una botella de plástico de 10 centímetros con material radiactivo.