Vicente Leñero buscó con su teatro el México ausente: Luis de Tavira

"Vicente Leñero buscó con su teatro el México ausente", para él, "el teatro es un mirador desde el que vemos lo que no queremos ver", aseguró el maestro Luis de Tavira, quien asistió al homenaje póstumo que la Fiesta del Libro y la Rosa le rinde al autor de "El evangelio de Lucas Gavilán".

De Tavira fue citado hoy junto con el director de teatro y dramaturgo Ignacio Solares, y el actor Jesús Ochoa, en el Foro Fuente del Centro Cultural Universitario (CCU) para recordar al malogrado ingeniero, académico de la lengua, periodista, novelista, dramaturgo y guionista mexicano Vicente Leñero Otero (1933-2014).

Ante un nutrido grupo de espectadores, universitarios en su mayoría, Luis de Tavira alzó la voz para sostener que "en la literatura de Vicente Leñero no hay implícito o explícito un mensaje", es más bien, "una literatura de preguntas y dudas" que los lectores y amantes del buen teatro han entronizado sin cesar.

Para ampliar el espectro temático, el actor mexicano Jesús Ochoa señaló que "habría que encontrar la manera de convertir la cultura en una necesidad", citando al homenajeado, y en ese mismo tono, dejó ver su admiración y respeto por quien fuera un gran periodista.

Autor de obras emblemáticas como "Los albañiles" (1963), "El garabato" (1967), "El evangelio de Lucas Gavilán" (1979), "Asesinato" (1985) y "La vida que se va" (1999), Leñero Otero fue elegido el día 11 de marzo de 2010 para ser el 4° ocupante de la silla XXVIII de la Academia Mexicana de la Lengua. Tomó posesión el 26 de mayo de 2011.

La charla, amena, recordó que el homenajeado fue subdirector de la revista "Proceso" entre 1977 y 1998. Además, recibió la cotizada beca del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid en 1956, y a finales de la década siguiente, las becas del Centro Mexicano de Escritores y de la Fundación Guggenheim, amén de obtener numerosos reconocimientos.

Entre ellos, se recordó en la tertulia pública gratuita, el Premio "Biblioteca Breve" de la editorial Seix Barral en 1963, el premio "Xavier Villaurrutia" por su celebrada antología "La inocencia de este mundo" en 2001 y el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2001 en el área de Lingüística y Literatura. Toso eso, además del amplio reconocimiento popular.

En este contexto, bien vale la pena recordar que con una amplia oferta editorial, una serie de homenajes, varios conciertos, conferencias, talleres, exposiciones, muestras de danza y proyecciones de cine, la Fiesta del Libro y la Rosa festeja su séptimo aniversario del 23 al 26 del mes en curso en el CCU así como en espacios y recintos alternativos.

La Fiesta del Libro y la Rosa 2015 se realiza, con acceso gratuito para todo público, en el Centro Cultural Universitario (23 al 26 de abril), en la Casa del Lago "Juan José Arreola" (23 de abril), en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (25 y 26 de abril), el Museo Universitario del Chopo (25 abril) y el Antiguo Colegio de San Ildefonso (25 de abril).

El encuentro, con el que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha sumado a las festividades por el Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor, rinde en esta ocasión homenaje póstumo a los escritores Gabriel García Márquez (1927-2014) y Vicente Leñero (1933-2014).

Destacan entre los invitados An Bodhrán, la Compañía Nacional de Danza del Instituto nacional de Bellas Artes (INBA), Arreola2 + Carballo, Noir Manouche, Recuerdos del Son de Jorge Barrientos, el Taller Coreográfico de la UNAM, Caracola Producciones, la Orquesta Filarmónica de la UNAM, la Orquesta Mexicana de Tango, y Los de abajo.

Como se sabe, instituida por la UNESCO como fecha para recordar y rendir tributo a tres grandes escritores (Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega), el 23 de abril iniciaron las actividades para celebrar el más importante logro humano: El libro, resultado del pensamiento y de la conciencia, y símbolo de libertad.