Reforma a la seguridad social mantendría estabilidad económica

El sector de las Afores advirtió que de no lograrse una reforma a la seguridad social podría haber una crisis financiera en el país derivada del tema de pensiones, e incluso podría presentarse una situación como la que hoy vive Grecia.

El presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Carlos Noriega, comentó que si bien "no es una reforma sexy", es necesaria para tener éxito en las políticas públicas para abatir la pobreza y mantener la estabilidad económica.

Al destacar que "el factor más vulnerable de las finanzas públicas son las pensiones", señaló que una reforma en materia de pensiones sólida y bien instrumentada, en un periodo de 10 o 15 años, logra modificar de forma radical la vida económica, y por tanto la social.

"La crisis de la seguridad social es como el cáncer: si se atiende a tiempo es curable; si no nos movemos más rápido con nuestra reforma más costosa va a ser la salida si la agarramos. No queremos vernos como Grecia en este momento o como las manifestaciones que hubo en Europa hace cinco años por las reformas a pensiones", dijo.

Para ello, abundó, se debe entender que la reforma a la seguridad social es condición necesaria para tener éxito en la política de pobreza y desigualdad, para tener una política de empleo sana y mantener finanzas públicas saludables.

En un seminario de medios de comunicación, el representante de las Afores añadió que se debe avanzar hacia lograr un Sistema Nacional de Pensiones para que haya seguridad social en todo el país, pues dentro del sector formal hay 100 sistemas distintos, de gobiernos estatales, municipales, universidades y empresas del estado, entre otros.

Asimismo, se debe lograr que los trabajadores independientes participen en la seguridad social, así como que los informales que por lo general son los más pobres y marginados, puedan formalizarse para participar en el sistema.

Además, se requiere aumentar el nivel de ahorro para el retiro, tanto obligatorio como voluntario; incrementar el rendimiento que ofrecen las Afores, por medio de reducir las comisiones y aumentar los beneficios que logran las administradoras y, por último, hacer mayores esfuerzos en educación financiera, puntualizó.