Mexicano muerto en Texas era presunto líder de banda delictiva

Un hombre que esta semana fue muerto por agentes del Sheriff del Condado de Hidalgo, en el sur de Texas, en un enfrentamiento armado, fue identificado hoy como el mexicano Santos Cortez Hernández, presunto líder de una organización delictiva transfronteriza, informaron fuentes judiciales.

El sheriff del Condado de Hidalgo, Eddie Guerra, informó que Cortez Hernández, de 25 años de edad, quien era buscado por varios delitos graves, fue muerto el pasado lunes por dos agentes que trataron de detenerlo en una casa de la comunidad de Mission.

Guerra dijo que el sospechoso estaba armado con una pistola y aparentemente se resistió al arresto. Los agentes involucrados en el incidente fueron suspendidos temporalmente mientras se investigan los hechos.

El sheriff informó que Cortez Hernández era una "persona de interés" en la investigación de un asesinato, pues pudo haber ayudado al sospechoso a huir del país.

La organización que presuntamente dirigía está involucrada en el tráfico de personas, robos de autos y homicidios, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Cortez Hernández también era sospechoso de reclutar adolescentes para llevar a cabo delitos, como robo de autos y casas, en el condado de Hidalgo.