Inauguran stand de la Ciudad de México en FIL de Buenos Aires

A ritmo de danzón y con los rostros de Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, Octavio Paz, Juan Rulfo y Elena Garro, hoy quedó inaugurado el stand de la Ciudad de México, invitada especial de la 41 Feria Internacional del Libro (FIL) de Buenos Aires.

El secretario de Cultura del Distrito Federal, Eduardo Vázquez Martín, y el embajador de México en Argentina, Jorge Castro Trenti, fueron los encargados de abrir un espacio en el que se desarrollarán 137 actividades culturales hasta que la FIL culmine el próximo 11 de mayo.

Antes de los discursos, mientras sonaban danzones, el pabellón fue colmando de invitados, algunos de ellos atraídos por un original techo construido de papel picado color rosa mexicano.

Las tiras, fruto de la legendaria artesanía mexicana, lograron que el stand se destacara en el océano de editoriales y países invitados que cada año colman los pasillos del evento literario más importante de América Latina, después de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Autores mexicanos como Octavio Paz, Carlos Fuentes, Rosario Castellanos, Juan Rulfo, Elena Garro, José Revueltas, Alfonso Reyes, Josefina Vicens, Efraín Huerta y José Emilio Pacheco fueron mudos testigos de la ceremonia.

Sus rostros estaban plasmados en cajas de cartón apiladas, como un recordatorio de la riqueza literaria que México le ha ofrecido al mundo y que será homenajeada en Buenos Aires.

En las vitrinas y los estantes aguardaban obras de Humberto Musacchio, Valeria Luiselli, Margo Glantz, Guillermo Fadanelli y Álvaro Enrigue, así como libros de arqueología, historia o arquitectura mexicana.

Vázquez Martín explicó que la intención del stand es convocar a un diálogo entre países que tienen una larga historia de amistad, además de poder ofrecer un espacio de descanso para los visitantes de la Feria.

De ahí la idea de disponer decenas de sillas y salas en donde los lectores interesados podrán disfrutar los más de mil libros que fueron colocados en exhibición.

También aclaró que en el pabellón no se presentarán sólo escritores, ya que también vendrán artistas y antropólogos porque "a veces parece que las ferias son espacios exclusivos de la literatura, pero el libro es un medio de comunicación que incluye otras formas de pensamiento".

Agregó que los libros despiertan la imaginación y el conocimiento, "de manera que hemos querido expresar eso, y contar una ciudad tan completa y tan culturalmente diversa".

Jorge Castro Trenti, por su parte, celebró los vínculos culturales entre Argentina y México que, a nivel personal, representaron los escritores Jorge Luis Borges y Alfonso Reyes.

"En la esencia ellos fundieron en su corazón y en su amistad lo que ambos pueblos han atravesado, y que hoy han convocado alrededor del mundo de las letras", dijo.

La inauguración terminó a puro ritmo, con un recital de Julio Revueltas, un músico mexicano multi instrumentista que se ganó los aplausos del público con las melodías de su más reciente producción, "Rajneesh", una fusión de jazz contemporáneo y rock.