Presidenta de Chile recibe informe de comisión contra la corrupción

La presidenta chilena Michelle Bachelet recibió hoy el informe de la Comisión Asesora Presidencial contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción, a partir del cual tomará varias decisiones.

En una ceremonia realizada en el presidencial Palacio de La Moneda, Bachelet recibió de manos del presidente de la comisión, el economista Eduardo Engel, el documento con las propuestas elaboradas tras 45 días de trabajo que incluyeron varias audiencias ciudadanas.

"Voy a estudiar con detención las propuestas del consejo y, sumadas a iniciativas que he venido elaborando e impulsando, definiré un camino de medidas concretas administrativas, legislativas y un calendario preciso", dijo la mandataria.

"Estamos en deuda con Chile porque hemos carecido de firmeza y rapidez para evitar las malas prácticas. Hemos afectado el orgullo que los chilenos sienten por su patria, un país históricamente transparente y honesto", reconoció.

La llamada "Comisión Engel" fue convocada por Bachelet tras los escándalos por los casos "Penta" y "SQM", de financiamiento ilegal de campañas políticas por parte de empresarios, y "Caval", donde una empresa de su nuera fue cuestionada por la adquisición de terrenos.

La jefa de Estado reconoció que "la situación ha sido dolorosa para muchos, y por cierto también para mí", en alusión al "Caso Caval", empresa donde Natalia Compagnon, esposa de su hijo Sebastián Dávalos, posee el 50 por ciento de la propiedad.

Puntualizó que "debemos actuar ahora y en serio, porque está en juego el tipo de sociedad en la que queremos vivir", tras lo cual añadió que se propondrán vías para asegurar el financiamiento público de la política.

"Tenemos que cerrar la puerta a la corrupción precisando mejor sus tipos legales y sanciones y también tenemos que regular los conflictos de interés definiendo de manera más estricta las incompatibilidades entre el sector público y privado", dijo.

Bachelet enfatizó que "la transparencia debe imperar en el servicio público y debemos asegurar que quienes están en él lo hacen por real vocación de servir al país y no aquellos que son influenciables por intereses privados o que vienen al Estado a hacer negocios".

Pidió "encarar con decisión las prácticas irregulares en la vida cotidiana, que no por pequeñas son menos dañinas para la vida en común. Debemos ser más estrictos en los valores éticos que nos orientan".

"La profunda molestia para la ciudadanía con quienes están en situaciones de poder es comprensible. Necesitamos hacer cambios de fondo y eso parte por reconocer nuestra responsabilidad. Es la hora de la responsabilidad y de la acción", puntualizó.

El documento de la comisión, que contiene medidas en materia de probidad y transparencia de la política, será estudiado este fin de semana por la jefa de Estado y es probable que este domingo se refiera a él en una cadena de radio y televisión.