Sociólogo denuncia fuga de "los mejores cerebros" de Venezuela

La gran tragedia que está viviendo Venezuela más que estén cayendo los precios del petróleo, consiste en que se le están fugando los mejores cerebros, denunció hoy el sociólogo Hernán González.

"Más de dos millones de venezolanos con títulos universitarios han salido del país en los últimos cuatro años", precisó el profesor jubilado de la publica Universidad Central de Venezuela (UCV).

En conversación con Notimex, González señaló que de esos dos millones, 90 por ciento tiene título universitario, 60 por ciento postgrado o maestría, y 40 por ciento ostenta doctorado.

"Es decir la crema y nata del recurso nacional se está yendo para otros países", aseguró el catedrático.

Resaltó que erróneamente se ha hecho creer que somos ricos porque tenemos petróleo, "pero todos sabemos que la riqueza de los países no viene de los recursos naturales, sino de sus recursos humanos y el recurso venezolano es extraordinario".

"La mayoría se va a estudiar al exterior, lo cual es lamentable, porque la educación venezolana es excelente, porque en Venezuela no se les reconocen los méritos a los profesionales y mucho menos se les paga sueldos decentes".

Dijo que los educadores venezolanos están terriblemente subpagados y que estos también han comenzado a emigrar en procura de mayores oportunidades y mejores emolumentos por el trabajo que realizan, conducta que no se atreve a criticar.

"El problema estriba en que para formar buenos profesionales necesitamos los mejores educadores posibles y esto sólo es posible si estos profesionales de la docencia devengan sueldos que les permita vivir dignamente".

González refirió que en Venezuela se está retrocediendo en el tiempo hacia un problema superado como la guerra fría, y sentenció que "ningún país se construye con enfrentamientos y retaliaciones de tipo político, así no se llega a ningún lado".

Aseguró que la única forma de construir un país es con la inclusión y concertación en torno a las cosas que nos unen en lugar de intentar separarnos con las que nos desunen, "sin embargo, las clases dirigentes del país no parecen darse cuenta de ello".