"La necesidad fue mi mejor inspiración", Isaac Hernández

El primer bailarín mexicano, Isaac Hernández, afirmó que la necesidad fue su mejor inspiración para triunfar en la vida, hasta convertirse en primer bailarín y uno de los más cotizados a nivel mundial.

"La necesidad es la mejor inspiración que puedes encontrar. Yo vengo de una familia de once hijos. Había la necesidad de hacer algo con nuestra vida, había la necesidad de salir adelante, de destacar, para nosotros fue el ballet porque mi padre nos lo inculcó", señaló a Notimex.

Nacido en Guadalajara, Jalisco, Isaac Hernández comenzó a bailar en el patio de su casa a los nueve años de edad, y desde hace dos años es figura principal del Ballet Nacional de Holanda. Este mes fue nombrado primer bailarín invitado del English National Ballet.

En entrevista con Notimex, días antes de iniciar una gira mundial por China, Singapur, España, México y Colombia, Hernández se refirió a su padre, Héctor Hernández Valle, como amigo y maestro.

"Mi papá nunca me dijo 'sólo puedes llegar hasta aquí' o 'como bailarín te vas a morir de hambre'. Mi papá simplemente me dejó ser, experimentar y trabajar", recuerda Hernández.

Para el artista de 24 años de edad, los tres ingredientes del éxito son la disciplina, el trabajo, y determinación "que al final yo los considero como uno solo".

Hernández, quien debutó en enero como el príncipe Siegfried en "El Lago de los Cisnes" con el English National Ballet, se autodefine como "bailarín y soñador profesional".

Sus sueños, disciplina y tenacidad lo llevaron a bailar junto a una de las bailarinas más admiradas del mundo, la española Tamara Rojo, directora artística del English National Ballet.

"El simple hecho de estar en el escenario con ella me pone un poco nervioso, y es un gran reto porque es una bailarina que tiene toda la trayectoria, todas las tablas del mundo y toda la reputación", confesó Hernández.

El gran reto con el English National Ballet fue aprenderse en tan sólo unos días los papeles principales de la versión inglesa de "Romeo y Julieta", "Coppelia" y "El Corsario".

"El Corsario" demanda mucha fuerza física y escénica de este joven bailarín, quien conoció a Rojo a los 14 años en México cuando lo invitaron a la gala "Los gigantes de la danza".

Por su parte, Tamara Rojo, señaló a Notimex que decidió invitar a Isaac al English National Ballet cuando lo nombraron principal en Amsterdam.

"Es muy fácil bailar con él, es un gran artista", aseguró la estrella del ballet mundial, quien ha seguido el ascenso de Hernández desde hace 10 años.

La directora artística coincide con Hernández que la pieza más difícil es El Corsario "porque no lo ha hecho nunca y también porque es un papel que requiere de una gran potencia física e Isaac es un bailarín pequeño, delicado, lírico en general".

El futuro de Isaac en el English National Ballet -quien hace poco bailó con el ballet ruso Mariinsky- está aún por definirse, ya que ha recibido varias ofertas de prestigiosas compañías mundiales.