Luis Xavier Sáenz de Miera Santana prepara homenajes a Sixto Valencia

El director de Relaciones Públicas de la Sociedad Mexicana de Caricaturistas "Museo de la Caricatura", Luis Xavier Sáenz de Miera Santana, aseguró que esa dependencia artística y cultural ya prepara un homenaje al historietista mexicano Sixto Valencia, quien murió la madrugada de hoy en la capital del país.

El caricaturista, también responsable de las Relaciones Públicas del Club de Periodistas de México, dijo a Notimex que la muerte de Valencia Burgos representa una gran pérdida "no sólo para el gremio de los caricaturistas, sino para la cultura del país en general, pues millones de personas leímos su gran creación, 'Memín Pinguín'".

Lo lamentable, añadió el entrevistado visiblemente consternado por el deceso de quien fue ejemplo a seguir por la ruta del arte de la caricatura y la ilustración, "es que se va para siempre la figura física de nuestro enorme maestro; sin embargo, queda el consuelo de que 'su hijo', 'Memín', estará con nosotros hasta el fin de los días".

Sáenz de Miera Santana subrayó que ese "hijo" de Valencia Burgos "nunca va a morir porque está presente en las historietas" y más allá de eso, en el imaginario popular de México y diversas naciones de habla hispana, pues millones de lectores lo adoptaron como patrón de quien es afanoso y cultiva la moral, la dignidad, el trabajo y la decencia.

Con más de 30 años de brillante trayectoria en el arte del cartón político y el más ácido humor, Luis Xavier Sáenz de Miera Santana aseguró que al homenaje que se rendirá en breve a Valencia Burgos en el Museo de la Caricatura, se sumará otro, a realizar en la sede del Club de Periodistas de México.

"No tenemos la fecha ni la hora precisa en que habrán de tener lugar ambos homenajes, pero procuraremos que sean lo antes posible", subrayó el entrevistado, porque esos dos datos que habrá que acordar con la familia del maestro Valencia.

El publirrelacionista recordó que conoció y admiró los personajes de Valencia desde que era niño, lo mismo que los creados por el otro titán de la historieta en México, Gabriel Vargas, autor de "La Familia Burrón". "Esas historias detonaron mi natural inclinación por el dibujo, pues tengo 'obras' que realicé a los tres años de edad".

Reconoció el aspecto didáctico y alfabetizador de revistas e historietas mexicanas emblemáticas como en su momento fueron "Memín Pinguín" de Sixto Valencia, "La Familia Burrón" de Gabriel Vargas y "Lágrimas y risas" de Yolanda Vargas Dulché. "Gracias a ellas millones de mexicanos aprendieron a leer y posteriormente a escribir".

Y como en su caso, miles de lectores decidieron seguir las huellas de esos artistas. Con su ejemplo, Luis Xavier toda su vida se ha dedicado con pasión a la caricatura. "Si muriera y volviera a nacer, me dedicaría nuevamente a este arte porque lo amo", dijo quien tiene 37 años en los medios de comunicación, de los cuales 29 los pasó en el periódico "Excélsior".