Sixto Valencia Burgos será incinerado y descansará en su hogar

El cuerpo del caricaturista mexicano Sixto Valencia Burgos, quien murió hoy a los 81 años de edad, víctima de un paro cardiaco, será incinerado y sus restos yacerán en su casa, informó su pareja de vida, Victoria Noguez Quintanar.

"Nos conocimos hace 70 años y contrajimos matrimonio hace 55. Toda una vida juntos, toda una existencia en común", murmuró entre sollozos la hoy viuda de uno de los más grandes caricaturistas que ha dado México.

"Me quedo con la mejor imagen porque fue buen esposo y mejor padre, hombre trabajador y un ser humano excepcional", aseguró Noguez Quintanar, en entrevista con Notimex.

El creador de "Memín Pinguín" murió este jueves a las 01:00 horas en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), su cuerpo llegó a las 13:37 horas a la sala 4 de la agencia funeraria García López, en la Zona Rosa, para ser velado y despedido por amigos, familiares, alumnos y admiradores de sus obras.

"Afortunadamente, Sixto fue reconocido en vida con todos los reconocimientos habidos y por haber; el último fue 'La Catrina', que tanto disfrutó", añadió Vicky, como le llaman con cariño y respeto quienes esta tarde la cobijan y llenan de palabras de consuelo.

Con el llanto rodando por sus mejillas, recordó las causas del fallecimiento de entrañable esposo: "Lo llevamos al INER porque nos habían dicho que su malestar era consecuencia de una falla en el aparato respiratorio.

"Sin embargo, al dar la primera hora de este jueves dejó de existir a consecuencia de un paro cardiaco", señaló Victoria Noguez Quintanar, quien durante dos horas acompañó a su bien amado desde el INER hasta la agencia funeraria.

Hasta el momento, no se tienen previstos homenajes, aunque extraoficialmente se habla de uno en el Museo de la Caricatura o posiblemente en el Club de Periodistas de México, instituciones a las que Sixto Valencia amó manifiestamente.

Así de amoroso fue Sixto, pues a quien se lo solicitó en vida, le dibujó al momento un "Memín" para obsequiárselo.

Ahora, agregó Noguez Quintanar, viene la labor de clasificar y sistematizar el acervo gráfico del maestro. "Sus archivos de todas las revistas que él ilustró, que fueron muchas, están acomodados debidamente, por periodos de siete años. Ese acervo está dado casi en su totalidad. Nos lo pidieron en el Archivo General de Pachuca, Hidalgo, pero él no quiso dárselos".

Valencia siempre quiso que su archivo fuera para las nuevas generaciones de estudiantes y dibujantes, sobre todo, de la Ciudad de México.

Finalmente, Victoria Noguez sonrió levemente al recordar que el creador del popular "Memín Pinguín", era capaz de regalar su trabajo, "porque nada le hacía más feliz que dibujar. Hasta en una servilleta hacía sus dibujos".