Diputados aprueban en lo general modificaciones a Ley de Armas

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, con 288 votos a favor, 82 en contra y nueve abstenciones, el dictamen de la minuta con Proyecto de Decreto que Reforma y Adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, presentada por el Ejecutivo federal.

Con esta legislación se permitirá que agentes extranjeros de migración, aduanales y de seguridad que vengan con un visitante distinguido como Jefe de Estado o Gobierno o de alto nivel, puedan portar armas en territorio nacional.

Para la discusión en lo particular se presentaron 28 reservas y en caso de que alguna sea aceptada el documento se devolvería al Senado de la República, de lo contrario se aprobaría en sus términos y se mandaría al Ejecutivo federal para su promulgación.

Este tema provocó la división en posiciones de los legisladores, pues los diputados del PRD, PT, Movimiento Ciudadano y de Morena se manifestaron en contra de esta minuta, mientras que PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza, argumentaron a favor.

Al posicionar el dictamen de la minuta, el secretario de la Comisión de la Defensa Nacional, el priista Fernando Donato de las Fuentes Hernández, puntualizó que se permitirá la portación de armas bajo un marco legal claro con base en el principio de reciprocidad.

Explicó que con ello se pretende permitir la portación de armas de fuego a funcionarios aduaneros y de migración mexicanos que desempeñen sus actividades en el extranjero y a sus pares extranjeros que estén en puntos de revisión aduanal en el territorio mexicano.

También a funcionarios de seguridad mexicanos que acompañen a funcionarios en visitas de alto nivel a otros países y correlativamente al personal de seguridad extranjero que acompañe en México a funcionarios de alto nivel.

Así como de organismos internacionales que por la naturaleza de sus funciones o de su investidura requieren de mecanismos especiales de protección y seguridad.

La vigencia del permiso será por lo que dure la visita oficial, y el uso del arma estará limitado a un resolver o semiautomática de 40 milímetros (mm), pero en casos excepcionales, durante las visitas de alto nivel se podrá autorizar el ingreso o portación de otro tipo de armas, siempre a juicio de la Sedena que justifique la necesidad de su uso.

Con respecto a los agentes de migración y de adunas extranjeros, los permisos serán solo por seis meses y se podrán renovar si amerita su función. Entre los requisitos que se establecen está que deberán tener la acreditación de residentes permanentes.

El uso del arma sólo podrá ser en el local o instalación en que el funcionario extranjero desempeñe sus actividades, es decir, las armas de los agentes extranjeros quedarán resguardadas en su lugar de trabajo.

El presidente de la Comisión de la Defensa Nacional resaltó que sobre el tema de la soberanía nacional "hay todo un respeto porque las autoridades aduaneras no ejercerán funciones o actos de autoridad en territorio extranjero ni podrán actuar en contra de la legislación nacional".

Respecto a la reciprocidad, Fernando de las Fuentes Hernández explicó que esto se refiere a que las atenciones brindadas a las autoridades extranjeras podrán ser retiradas en caso de un trato desfavorable.

El país, resaltó, tendrá un conjunto de beneficios derivado de los acuerdos interinstitucionales de preinspección aduanera y migratoria porque la cadena de negociaciones y acuerdos en beneficios del comercio exterior y el turismo de México dependen de este último eslabón.

De esta manera se generarán las condiciones para que funcionarios extranjeros puedan realizar sus actividades en las mismas condiciones de seguridad que en su país. "Con esta reforma se culmina con un proceso de negociaciones que tiene más de una década realizándose", destacó.