Investigadores completan secuencia genética de dos mamuts lanudos

Un equipo internacional de científicos secuenció los genomas completos de dos mamuts lanudos machos que vivieron con una diferencia de 40 mil años, lo cual permitirá determinar cómo es que se adaptaron para sobrevivir la era de hielo.

Investigadores de Estados Unidos, Suecia, Canadá y Reino Unido produjeron los genomas a partir de muestras tomadas de los restos fósiles de dos mamuts lanudos (Mammuthus primigenius), descubiertos en la región del Océano Ártico.

Se estima que uno de los machos habría vivido en Siberia hace alrededor de 44 mil 800 años y el otro en la isla de Wrangel, hace aproximadamente cuatro mil 300 años.

El genoma de uno de los últimos mamuts en el mundo muestra una variación genética baja y una firma consistente con la endogamia, quizá por el pequeño número de mamuts que sobrevivían en Wrangel los últimos cinco mil años de existencia de la especie.

El autor principal del estudio, doctor Love Dalén, del Museo de Historia Natural de Suiza, afirma que con los genomas completos ahora "podemos comenzar a entender qué hizo a los mamuts antiguos diferentes de los modernos y cómo se adaptaron para sobrevivir".

Pero también conocer las causas subyacentes de su extinción, "que es un rompecabezas excepcionalmente difícil y complejo de resolver", afirma el doctor Hendrik Poinar, de la Universidad de McMaster y coautor de la investigación.

El equipo utilizó una tecnología sofisticada para desenredar los fragmentos de ADN tomados de los antiguos ejemplares y que posteriormente utilizaron para secuenciar los genomas, cuyo resultado aparece publicado en la revista especializada Current Biology.

A través de un cuidadoso análisis, los científicos determinaron que las poblaciones de mamuts sufrieron y se recuperaron de un importante revés hace entre 250 mil y 300 mil años. Sin embargo, otra caída severa a fines de la Era de Hielo, marcó su extinción.

"Las fechas de estas muestras sugieren que cuando los egipcios construían pirámides, todavía había mamuts en la isla Wrangel", sostiene el doctor Poinar.