Silla de ruedas motorizada y aplicación Android, a menor costo

Alumnos del Tecnológico de Monterrey en Puebla crean silla de ruedas motorizada, ergonómica y manejable con aplicación Android, a fin de apoyar a la comunidad poblana que necesita movilidad de forma sencilla, con peso ligero y a bajo costo.

Josué Arellano Portillo, Marybeth Flores Vázquez, alumnos de la carrera de Ingeniería en Mecatrónica (IMT), junto con Luis Alberto Zavaleta Montalvan de Ingeniería en Tecnologías de Información y Comunicaciones (ITIC), del ITESM en Puebla crearon este innovador modelo.

La silla tiene como características el peso, motor, aplicación, ergonomía y su bajo costo, que la hace diferente a la que se venden en el mercado brindando una mayor utilidad a los usuarios.

La silla cuenta con un sistema de motor y ligeros materiales pesando de 15 a 20 kilos, su innovador uso se caracteriza por su manejo manual, y por medio de una aplicación que ellos mismos crearon y que ya se podrán encontrar en Play store y App Store.

La aplicación ya está en uso, y su manejo está basado en el giroscopio del celular, de una manera fácil y pensada en quienes quieran usar tecnología por medio del teléfono móvil.

La silla está pensada en subir escalones si no hay rampas para personas con capacidades diferentes en las banquetas, y también en subir pendientes muy inclinadas, como las de puentes peatonales.

"Hemos reducido los costos hasta 60 por ciento de lo que cuesta una silla de ruedas motorizada, con precios entre 35 y 40 mil pesos, dejándola hasta en 15 mil", señaló Arellano Portillo.

Agregó que las sillas que se encuentran en el mercado son más grandes y pesadas, difíciles de manejar, y no existen repuestos de piezas por lo que si se descompone es complicado repararlas, y sólo tienen vida de 5 a 7 años.

"A diferencia de nuestra silla, si a ésta llegara a faltarle una pieza, nosotros podríamos repararla sin ningún problema; es más podríamos armar la pieza y la silla seguiría funcionando", añadieron los universitarios a través de un comunicado.

Por su parte, Flores Vázquez concluyó con que "lo que se ha buscado es hacer una silla ergonómica, su asiento no es nada incómodo y apto para no generar mayores problemas, sobre todo si la gente de la tercera edad la usa".