Intensifican fuerzas armadas respuesta, por instrucción del presidente

El presidente Enrique Peña Nieto informó a la Cámara de Diputados que instruyó a las fuerzas armadas a intensificar su respuesta operativa para proteger áreas estratégicas del país, como puertos, aeropuertos, instalaciones petroleras y de generación de energía eléctrica.

En un documento explicó al presidente de la Mesa Directiva, Julio César Moreno Rivera, que la administración federal adquirió vehículos militares para ampliar los sistemas de vigilancia aérea, marítima y terrestre.

También detalló que personal militar acudió a reuniones de alto nivel a Perú y Colombia para ampliar sus conocimientos en esta materia, "compartir experiencias y actualizaciones sobre los tipos de buques, nuevas rutas y modos de ocultamiento de droga, utilizadas por los grupos criminales".

Mientras que integrantes de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) se actualizaron sobre "desafíos a la seguridad y grupos de trabajo para el intercambio de información e identificación de amenazas comunes" en Estados Unidos.

Sobre la ampliación de vigilancia, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, dio a conocer -tanto a diputados como a senadores- que se empleó parte de la infraestructura de la Fuerza Aérea mexicana para realizar acciones de vigilancia.

"Con el empleo de la plataformas aéreas EMB-145 y C-26a, efectuó 326 misiones de vigilancia y reconocimiento aéreo", con un total de mil 53 horas 18 minutos de vuelo.

Ello "con el fin de localizar aeronaves ilícitas al volar dentro del espacio mexicano, así como ubicar pistas no autorizadas o franjas de terreno susceptibles de ser empleadas para el aterrizaje ilegal de aeronaves", precisó.

El presidente de la República informó que en estas actividades de vigilancia se ocuparon aviones no tripulados para reconocer las zonas estratégicas del país y "bridar el debido resguardo".

"Con aviones no tripulados "Hermes-450", "S-4 Ehécatl" y "G-1 Guerrero", realizó 164 misiones de vigilancia y reconocimiento aéreo", con un total de 731 horas 24 minutos de vuelo.

"A través de su Sistema Integral de Vigilancia Aérea, se contribuyó con plataformas aéreas en la implementación de los Agrupamientos Aéreos de Defensa que atendieron la seguridad de cuatro eventos internacionales en México", aseguró el titular de la Sedena.

El presidente Peña Nieto expuso que se desplazó a integrantes de la Secretaría de Gobernación para ampliar la vigilancia en las zonas fronterizas y evitar "contrabando, narcotráfico, trata y tráfico de personas y tráfico migratorio irregular".

"La Segob participó en los trabajos del Plan Maestro de Infraestructura Fronteriza, que incluye el reordenamiento y ampliación de las instalaciones, así como el mejoramiento de la tecnología en los cruces formales entre México y Guatemala, con la finalidad de inhibir delitos asociados con la dinámica fronteriza", expuso.

Sobre la ampliación de la infraestructura militar los legisladores federales conocieron que se compró al gobierno estadunidense un total tres mil 155 automotores "renovando parcialmente el parque vehicular que cumplió con su tiempo de vida útil".

Asimismo, 18 helicópteros UH-60M y 15 Bell-407, 36 aviones Beechcraft T-6C+, uno Challenger 605, cuatro Gulfstream, dos CASA C-295, 25 GROB G- 120TP, dos King Air 350ER y cuatro King Air 350i, para cumplir con este objetivo.