Profepa interpone denuncia penal contra recicladora de aceite

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia penal contra una recicladora de aceite lubricante usado en Yucatán, por presunto daño a recursos naturales por materiales peligrosos.

Dicha acción promovida ante el Ministerio Público Federal señala que el derrame, infiltración, descarga o vertido de materiales peligrosos tuvo lugar en el kilómetro ocho de la carretera Umán-Poxilá.

Por ello, como medida de seguridad la Profepa determinó la clausura total temporal de la recicladora por operar de forma clandestina y carecer de los correspondientes registros y autorizaciones de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Al inspeccionar el sitio, las autoridades identificaron el derrame de más de 164 mil 100 litros de aceite lubricante usado y combustible, lo que provocó un incendio el pasado lunes 13 de marzo en el municipio de Umán.

El incidente provocó afectaciones al suelo natural en un total de dos mil 560 metros cuadrados de difícil restauración, además de que en el lugar se hallaron cuatro tanques y dos carro tanques que también contaban con restos de dicho aceite.

Según la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, el aceite lubricante usado es considerado un residuo peligroso y su utilización debe sujetarse a un Plan de manejo autorizado por la Semarnat.

Además la normatividad vigente determina que los responsables de esta infracción podrán ser sancionados con una multa de 30 a 50 mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal al momento de imponer la sanción y la clausura total del predio.