Piden al Senado revisar minuta de Ley Ficrea

Representantes de uniones y cooperativas de crédito y ahorro popular, así como de campesinos e indígenas, pidieron al Senado corregir la minuta aprobada este miércoles por la Cámara de Diputados denominada "Ley Ficrea", pues afirmaron que afecta a cerca de siete millones de usuarios de estos servicios.

En conferencia de prensa, coincidieron en señalar que no están en contra de que el Poder Legislativo atienda el reclamo de los más de seis mil defraudados por Ficrea, aunque, subrayaron, no es dañando al sistema de ahorro y préstamo del sector social como se logrará hacerles justicia.

De igual forma, sostuvieron que los diputados federales aprobaron la iniciativa de reforma sin conocer a fondo el tema y sin consultar a los involucrados.

El presidente de la Confederación de Cooperativas de ahorro y Préstamo de México, Ramón Imperial Zúñiga, afirmó que con estas reformas los legisladores pretenden "echar a la basura" entre ocho y 10 años de trabajo para regular el sector.

Subrayó que desde la perspectiva de las organizaciones afectadas, el Senado tiene la oportunidad de corregir la afectación y para ello tiene dos caminos: eliminar o reformar el contenido de los artículos 3 y 4 de la Ley de Ahorro y Crédito Popular, o suspender la aprobación de la minuta hasta que se consulte a los interesados.

"Los diputados federales han hecho creer a la sociedad que todas las organizaciones, uniones y cooperativas dedicadas al ahorro y préstamo popular, son como Ficrea y no es así, la inmensa mayoría actúan honestamente", puntualizó.

En su oportunidad, Isabel Cruz, de la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS), destacó que están sorprendidos de que los diputados hayan aprobado esta iniciativa y por primera vez, luego de 13 reformas, no se consulte a los involucrados.

Además, dijo que de aprobarse sin cambios en el Senado la minuta que le envió la Cámara de Diputados condenarían a los millones de usuarios de las sociedades populares de ahorro y préstamo a caer en programas clientelares que no les resuelven sus problemas de financiamiento.

En tanto, Luis Maza, de la Central Campesina Cardenista, sostuvo que con tales reformas se eliminan formas de organización y financiamiento de nivel básico que atienden a millones de campesinos.

Sostuvo que su organización mantendrá la lucha para revertir la Ley Ficrea y porque se castigue a los responsables del fraude que se cometió en contra de seis mil ahorradores de esa sociedad.

A su vez, Francisco Jiménez Pablo, del Frente Indígena y Campesino, subrayó que al pretender desaparecer a las uniones de crédito popular se dejaría en la indefensión a cerca de 10 millones de mexicanos que están fuera de los servicios bancarios y financieros nacionales.