Canonizan a 1.5 millones de víctimas del genocidio en Armenia

La Iglesia Apostólica de Armenia canonizó hoy a 1.5 millones de víctimas del genocidio armenio cometido hace 100 años por el Imperio Otomano, a pesar de las críticas de Turquía, que rechaza el término "genocidio".

La ceremonia de canonización fue celebrada al aire libre por el jefe de la Iglesia armenia, el Catholicos Karekin II, en Etchmiadzin, a unos 20 kilómetros de Ereván, ante un edificio que data del siglo IV considerado como la catedral cristiana más antigua del mundo.

"Millón y medio de armenios fueron deportados, torturados y asesinados, pero siguieron fieles a Cristo", dijo Karekin II durante la ceremonia de canonización, la más importante en cuanto al número de fieles canonizados, que jamás haya realizado una iglesia cristiana.

Canonizando a las víctimas, "la Iglesia no hace más que reconocer los hechos, es decir, el genocidio", indicó.

La ceremonia fue oficiada en presencia de los restos de las víctimas de las matanzas cometidas entre 1915 y 1923, que fueron reunidos en un sólo osario y que serán a partir de ahora objeto de culto y peregrinación.

Tras concluir el servicio religioso, las campanas fueron tocadas en todas las iglesias del país, así como en varias iglesias del mundo, como en Madrid, Berlín, Venecia y París, según la televisión armenia.

Los armenios estiman que 1.5 millones de personas fueron asesinadas de manera sistemática entre 1915 y 1917, durante los últimos años del Imperio otomano, y unos 20 países reconocen que se trató de un genocidio.

La canonización tuvo lugar un día antes de miles de personas de todo el mundo, incluidos varios jefes de Estado y de gobierno, rindan homenaje a las víctimas de estas masacres que empezaron hace 100 años.

Turquía rechaza el término de genocidio y alude, en cambio, a una guerra civil en Anatolia, agravada por una hambruna, en la que murieron entre 300 mil y 500 mil armenios y otros tantos turcos.