Pelosi se suma a rebelión demócrata contra "Vía Rápida" comercial

La líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se sumó hoy a la rebelión de legisladores de ese partido que se oponen a la versión senatorial de la "Vía Rápida" para el presidente estadunidense Barack Obama.

La iniciativa aprobada con 20 votos a favor y seis en contra por el Comité de Finanzas del Senado incluye por primera vez objetivos en materia de derechos humanos, además de una provisión del senador Paul Ryan para castigar a los países que cometan manipulación de divisas.

"Reconocemos que hay piedras en el camino. Creo que lo que los republicanos pusieron, lo que puso el Senado y Ryan, no fue una piedra, sino un bache", deploró la legisladora demócrata por California.

La "Vía Rápida" o "Autoridad de Promoción Comercial" (TPA) permite al poder Ejecutivo negociar pactos con otras naciones o con grupos de países, sin la injerencia del poder Legislativo, que sólo puede votar a favor o en contra del producto final.

Sin embargo la autoridad comercial expiró en 2007 durante el gobierno del presidente George W. Bush sin que haya sido renovada por el Congreso.

El mecanismo ha sido utilizado por los sucesivos gobiernos estadunidenses para negociar acuerdos regionales, como el Tratado de Libre Comercio de América o bilaterales como los suscritos con Colombia, Panamá, Canadá o Israel.

La Casa Blanca considera clave tenerlo en vigor para completar la Alianza Transpacífica (TPP) con otros 11 países, incluidos México y Canadá.

Pelosi apoya una propuesta alternativa promovida por los demócratas que contempla una mayor participación del legislativo estadunidense en las negociaciones.

Al igual que en 1993, con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando el presidente William Clinton promovió el acuerdo pese a la oposición de miembros de su Partido Demócrata, Obama enfrenta un rechazo similar contra la renovación de la Vía Rápida comercial.

Clinton logró la aprobación del TLCAN con 132 votos republicanos y 102 demócratas. En el caso de la renovación de la Vía Rápida, sólo existen una treintena de votos demócratas a favor, según conteos independientes.

Altos funcionarios de la administración Obama, incluido el secretario de Estado, John Kerry, protagonizan por ello una campaña de apariciones públicas para defender la importancia del libre comercio.

Un análisis oficial mostró que el valor de las exportaciones de bienes y servicios de Estados Unidos ascendió a 2.3 billones de dólares en 2014, un aumento de 102 por ciento en respecto a 2004.

Las exportaciones estadunidenses de bienes y servicios por parte de más de 300 mil empresas respaldaron la creación o permanencia de 11.7 millones de empleos, en especial entre pequeños y medianos negocios.

De ser aprobada, la TPA permitirá a Obama completar las negociaciones de la Alianza Transpacífica (TPP), integrada por 12 países que representan alrededor del 40 por ciento del comercio global

Las negociaciones de la TPP incluyen a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malaysia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.