Ampliación del Canal de Panamá llegó a 87.6 por ciento de avance

La ampliación del Canal de Panamá -que duplicará su capacidad de tránsito de carga- registra un avance del 87 por ciento desde 2007, próximo a hacer sus primeras pruebas para estar listo en 2016.

"Estamos a casi un año de terminar, el próximo abril", dijo a Notimex el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, sobre las obras iniciadas el 3 de septiembre de 2007.

En la ampliación participaron varias empresas extranjeras, entre ellas las mexicanas CILSA-Minera María con un contrato de 25 millones de dólares e ICA con uno por 260 millones de dólares.

El principal componente de la obra -el diseño y construcción del tercer juego de esclusas por 3.1 mil millones de dólares- es desarrollado por el Grupo Unidos por el Canal de Panamá formado por la española Sacyr-Vallehermoso, la italiana Impregilo y la belga Jan de Nul, y la panameña CUSA.

En su último informe enviado por ley a varias entidades panameñas, la ACP reveló un avance de 87.6 por ciento en la expansión, con miras a colocar la semana próxima la última de las 16 compuertas que permitirán el almacenamiento de agua.

"El siguiente hito en (los) próximos meses contempla (la) inundación de las cámaras de las esclusas en Atlántico e iniciar las pruebas de operación", puntualizó Quijano.

La ampliación significará en la práctica un nuevo canal al añadir un tercer carril, más grande que los dos existentes desde que la vía fue inaugurada por Estados Unidos en 1914.

La expansión permitirá el tránsito de naves post Panamax que por su tamaño no caben en las actuales esclusas, especie de escaleras que elevan las naves 26 metros sobre el nivel del mar en su travesía interoceánica.

Con las nuevas esclusas, el nivel máximo del canal será elevado a 27.1 metros sobre el nivel del mar, con lo cual podrán usarlo barcos de hasta 366 metros de largo, 70 metros más que las actuales embarcaciones.

Las nuevas esclusas medirán 427 metros de largo, 55 metros de ancho con una profundidad de 18.3 metros, en contraste con las dimensiones actuales, 294 de largo por 35.5 metros de ancho y 12.8 metros de profundidad.

Las autoridades planean que la expansión cambie la logística del comercio regional para lo cual diversos puertos de las Américas se preparan para aprovechar el potencial que generará acortar rutas marítimas.

Mientras la ampliación avanza, la ACP también está pendiente de las "amenazas" de otros proyectos, entre ellos el anunciado Canal en Nicaragua.

"Panamá tiene que hacer lo suyo", sostuvo Quijano sin mostrar preocupación por la iniciativa nicaragüense.

"No nos olvidemos de que puede haber una amenaza ahí y siempre hay que darle seguimiento, pero ahora mismo tenemos mucha ventaja, y la ventaja principal es que con la inversión que tendrían que hacer allá tendrían que cobrar el doble", enfatizó.