Continúan bombardeos árabes contra posiciones rebeldes en Yemen

La coalición árabe liderada por Arabia Saudita continúo hoy por segundo día consecutivo sus ataques aéreos contra posiciones rebeldes Houthi y la milicia leal al expresidente Ali Abdulllah Saleh, quien al parecer abandonó Yemen.

Pese a que el martes pasado Arabia Saudita anunció el fin de la campaña militar árabe en Yemen, denominada "Tormenta Decisiva", sus aviones bombardearon esta madrugada objetivos rebeldes en la ciudad de Ibb, unos 200 kilómetros al sur de esta capital.

Los aviones de los coalición también atacaron blancos de los rebeldes houthi y de sus presuntos aliados iraníes en varias aldeas ubicadas al norte de la sureña ciudad de Aden, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

Residentes en Aden informaron que los bombardeos alcanzaron tanques y vehículos militares del movimiento houthi, perteneciente a la secta zaidi, una rama chiíta de la religión Islámica.

La coalición liderada por Arabia Saudita, que lanzó desde el 26 de marzo una campaña de bombardeos aéreos contra los rebeldes, anunció el martes pasado el fin de la operación y el inicio de una nueva para resolver la crisis en Yemen.

Sin embargo, la coalición indicó que de ser necesario seguiría algunos ataques aéreos para imponer un bloqueo aéreo y marítimo con el fin de evitar el envío de armas a los houthis procedentes de Irán, que es acusado de apoyar a las fuerzas leales a Saleh, aunque Teherán lo niega.

El gobierno de Riad subrayó que los ataques aéreos de la coalición árabe continuaría hasta que los rebeldes se rindan y que el presidente de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, regrese y retome el control del país.

El mandatario yemenita se vio obligado a huir a Arabia Saudita a fines del mes pasado, luego de que los milicianos chiítas llegaron a la portuaria ciudad de Aden, donde el gabinete yemenita se refugió a principios de año, cuando los rebeldes tomaron el control de Saná.

Los nuevos bombardeos se registraron en medio de múltiples versiones de que el depuesto presidente yemenita Ali Abdulllah Saleh, quien dejó el poder en 2011 luego de la serie de rebeliones y protestas acontecidas en todo el mundo árabe, habría salido de Yemen ayer miércoles temprano.

El sitio Yemen 24, informó, citando fuentes de alto nivel en Riad, que la salida de Saleh y su familia del país habría sido acordada luego del anuncio del fin de los bombardeos árabes, aunque su destino se desconoce todavía.