Bombardeos contra yihadistas en Siria dejan más de dos mil muertos

Más de dos mil personas han muerto desde que la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, lanzó hace siete meses ataques aéreos contra el Estado Islámico (EI) en Siria, reportó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entre las dos mil 079 víctimas mortales figuran mil 922 yihadistas del EI, 90 combatientes del Frente al Nusra (rama de Al Qaeda en Siria) y 66 civiles, incluidos 10 mujeres y 10 niños, precisó el OSDH en un comunicado divulgado en su página web.

Los combatientes del EI, en su mayoría extranjeros, han muerto en bombardeos y ataques aéreos de la coalición internacional contra posiciones yihadistas y terminales petroleras en Siria.

Los bombardeos de la coalición se han centrado contra posiciones del EI, cuarteles y campos petroleros en varias provincias del centro, norte y este de Siria: Alepo, Deir al Ezzor, Idlib, Al-Raqqa, Homs, Hama y Al Hasakah.

El OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas en Siria, advirtió que la cifra real de muertos en las filas del EI es probablemente mayor de lo que se ha podido documentar debido al "extremo secreto" sobre las víctimas por parte de los yihadistas.

Estados Unidos, con la ayuda de sus aliados árabes, lanzó el 23 de septiembre pasado sus primeros ataques aéreos contra el EI en Siria para detener el avance de los yihadistas en el país, un mes después de comenzarlos en Irak.

Asimismo, el OSDH precisó que en los últimos seis meses, entre el 20 de octubre de 2014 y el 20 de abril de 2015, los aviones del Ejército sirio lanzaron 13 mil 084 ataques aéreos en los que murieron dos mil 312 civiles y 704 miembros de grupos rebeldes y yihadistas.

El conflicto en Siria, iniciado en marzo de 2011 y desde cuando más de 220 mil personas han muerto, se complicó en 2014, con el auge de los yihadistas, sobre todo los del EI, que controlan regiones del norte y este del país.