Fuezas paquistaníes abaten a 20 combatientes en varios bombardeos

Al menos 20 combatientes islámicos murieron en varios ataques aéreos llevados a cabo por las fuerzas de seguridad paquistaníes en el valle de Tirah, en la agencia tribal de Khyber, reportaron hoy las autoridades militares.

De acuerdo con la dirección del Inter-Servicios de Relaciones Públicas (ISPR), que coordina la información militar con el público y los medios, los ataques aéreos, con apoyo de helicópteros artillados, destruyeron varios escondites y depósitos de armas de los terroristas.

Según el ISPR, los ataques aéreos fueron dirigidos también contra tres presuntos atacantes, que eran entrenados para cometer atentados suicidas, reportó el canal paquistaní de noticias Geo News.

La ofensiva se centró en el valle Tirah, cercano a la frontera con Afganistán, donde se libran importantes batallas contra la insurgencia islámica.

Según los militares, las fuerzas de seguridad están "arrasando" los últimos bastiones de los talibanes en Tirah, un área de densos bosques y de unos mil 500 kilómetros cuadrados rodeado de montañas en Khyber Pakhtunkhwa.

Los ataques de este jueves se produjeron un día después de que aviones de combate mataron a 22 militantes en Waziristán del Norte, en el marco de una gran ofensiva lanzada el año pasado contra los insurgentes.

Al menos dos mil combatientes han muerto en las áreas tribales, en el noroeste de Pakistán, desde el lanzamiento de la operación Zarb-e-Azb en junio del año pasado.

La ofensiva en esa provincia y en la de Waziristán del Norte se lanzó hace unos 10 meses (operación Zarb-e-Azb, en urdu ataque agudo y cortante), en respuesta al ataque de los talibanes al aeropuerto de la ciudad de Karachi, que dejó 39 muertos.