Colapsa huelga de trenes a Alemania

Millones de alemanes confrontaron hoy en todo el país problemas para trasladarse a sus trabajos debido a la huelga del sindicato ferroviario GDL, que colapsa a Alemania por segundo día.

El transporte ferroviario es sumamente utilizado en Alemania porque el país es muy descentralizado. Mucha gente viaja diariamente del lugar en el que vive en una población o ciudad, a otra en donde trabaja.

La huelga que hoy cumple su segundo día es la séptima que estalla por desacuerdos de fondo del sindicato de conductores de locomotora (GDL) y la mayor empresa ferroviaria de Alemania, Deutsche Bahn (Trenes Alemanes), que casi constituye un monopolio en el sector.

El diferendo tiene causas que se insertan en la lucha por ganar mas poder y terreno por parte del sindicato GDL, y la oposición a esos planes por parte de la empresa Deutsche Bahn.

En ciudades como Berlín, muchas personas decidieron utilizar la bicicleta en vez del transporte público, de manera que las calles de la ciudad están llenas de éstas.

Otros optaron por utilizar el auto. Los servicios de Internet para compartir transporte en un coche privado tienen una enorme demanda y funcionan en forma muy efectiva.

En forma adicional se estableció una línea telefónica de emergencia para que la gente que tiene problemas para transportarse debido a la huelga, reciba ayuda en la búsqueda de alternativas.

Además, la página web del Deutsche Bahn informa constantemente que rutas están siendo afectadas y cuales son las opciones alternativas para que los pasajeros puedan llegar a su destino.

La huelga afecta mas a los cinco estados del Oriente de Alemania, porque el sindicato tiene en esa región un mayor grado de organización.

En esa zona del país, el tráfico ferroviario de trenes regionales se redujo a entre 10 y 15 por ciento. En el occidente de Alemania, las afectaciones de los trenes regionales fue de un promedio de 40 por ciento.

A pesar de los problemas que causa a la ciudadania la huelga ferroviaria, no se han registrado escenas de caos en las estaciones ferrroviarias del país, ya que quienes no tienen mas alternativa que tomar el tren, tratan de ser tolerantes.

Los estados germanoccidentales que experimentan este jueves mayores problemas debido al paro son Bavaria, Hessen y Renania del Norte Westfalia, donde las limitaciones de transporte fueron gran envergadura.

En cambio, en los estados germanoccidentales del norte de Alemania, Hamburgo y Schleswig Holstein, la situación se mantuvo dentro de límites aceptables.

La huelga de maquinistas del sindicato GDL es, al mismo tiempo, una gran oportunidad para las empresas que también ofrecen transporte ferroviario en Alemania, aunque sus dimensiones son menores a las del Deutsche Bahn. Otra opción es la de los autobuses regionales y foráneos.

La huelga terminará esta noche antes de seguir con las negociaciones, pero los profundos desacuerdos entre el sindicato y la empresa no presagian nada positivo.

GDL son las siglas de el sindicato de maquinistas alemanes, que está tratando desde hace tiempo de ganar mas influencia dentro de la empresa y de abarcar nuevas áreas sindicales.