Continúan desembarcos de inmigrantes en el sur de Italia

Una nave de la Guardia de Finanzas, policía militar italiana, llegó ´hoy al puerto siciliano de Catania con 220 inmigrantes, cinco de ellos mujeres, rescatados la víspera a unos 50 kilómetros de Libia a bordo de dos balsas a la deriva.

Los inmigrante viajaban en dos barcazas, donde también había tanques de gasolina.

La víspera más de mil 100 inmigrantes desembarcaron en las costas italianas en naves de la Marina Militar que los socorrieron en el Canal de Sicilia.

En tanto, la fiscalía de Siracusa, Sicilia, anunció el arresto de seis egipcios, de entre 21 y 33 años de edad, considerados los traficantes de una de las barcazas rescatadas el miércoles y cuyos 447 ocupantes fueron llevados al puerto de Augusta.

Por su parte, el fiscal de Catania, Giovanni Salvi declaró a los medios que de los interrogatorios a supervivientes del naufragio del domingo en el que murieron entre 700 y 900 personas, se ha delineado un cuadro "muy grave".

Los inmigrantes eran golpeados y sometidos a trato inhumano y los traficantes obligaron a muchos de ellos a subir por la fuerza a la barcaza siniestrada.

Los magistrados italianos interrogaron a los dos traficantes detenidos que se escondían entre los 28 supervivientes del naufragio arribados a Catania.

Los arrestados fueron el tunecino Mohamed Alí Malek, de 27 años, considerado el capitán de la embarcación y su ayudante sirio Mahmud Bikhit, de 25 años.

El primero está acusado de homicidio culposo múltiple, naufragio culposo y favorecimiento de la inmigración clandestina y Bikhit solamente de favorecimiento de la inmigración clandestina.