Alerta diputada por alto número de deportados de EUA a México

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, Amalia García Medina, destacó que la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, registra una cifra récord en deportaciones de mexicanos.

Durante en un encuentro con asociaciones civiles de protección a migrantes, la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señaló que dicho índice asciende a 2.5 millones de connacionales es decir, unos 400 mil al año.

Indicó que 54 por ciento de los que vuelven a territorio nacional carece de documentos legales, por lo que se pronunció porque los legisladores impulsen acciones legales y presupuestarias para auxiliarlos.

García Medina se reunió en el Palacio Legislativo de San Lázaro con asociaciones civiles de protección a migrantes y consideró necesario trabajar en la reinserción social de mexicanos que son deportados de la Unión Americana.

Representantes de la Fundación MATT y de la Asociación Sin Fronteras advirtieron que el rechazo en Estados Unidos a las acciones ejecutivas migratorias de Obama podría afectar a siete millones de mexicanos indocumentados que viven en ese país.

Asimismo, estimaron que dos millones no cubrirían los requisitos para beneficiarse y permanecer en esa nación, incluso ante una eventual reforma migratoria.

Aracely García Granados, directora ejecutiva de la Fundación MATT, y Nancy Pérez García, presidenta de Sin Fronteras, llamaron a impulsar una política integral en México que brinde mejores condiciones de retorno a migrantes que ayudaría a reducir el impacto de cualquier acción legal negativa en Estados Unidos.

Recordaron que 26 gobernadores del vecino país del norte rechazaron la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA) y la expansión de la Acción Diferida (DACA), al argumentar que eran inconstitucionales, además de alegar que sus estados sufrirían perjuicio económico.

Al respecto, García Medina consideró que la actitud del gobierno mexicano y del Congreso de la Unión debe ser clara e impulsar una política de Estado para que migrantes que regresan puedan insertarse a las actividades productivas y al tejido social, pues de otra manera, podrían ser presa de la inseguridad en el país.