Libro de Pablo Ortiz Monasterio muestra centro científico de Siberia

Un total de 50 imágenes del interior de uno de los centros científicos nucleares más importantes de Siberia durante la Guerra Fría, integran "AkademGorodok", nuevo libro del fotógrafo mexicano Pablo Ortiz Monasterio.

El documental fotográfico de la AkademGorodok (Ciudad Académica), ubicada en la parte oriental de Rusia, está acompañado por un texto de José Manuel Prieto y un poema de Tito Lucrecio Caro (siglo I a.C.), informó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

En una entrevista difundida por el Conaculta, Ortiz Monasterio explicó que su publicación retrata de manera detallada y desde la perspectiva de un fotógrafo, al laboratorio de física nuclear fundado en 1952 y que permaneció vedado hasta 1989.

"El lector puede imaginarse a qué huele, ver el polvo y el caos, si las imágenes se saben leer con precisión, se obtiene mucha información y eso da cuenta de la experiencia que yo tuve", expresó.

Pablo Ortiz, quien también es fundador del Centro de la Imagen en la Ciudad de México, fue uno de los 20 fotógrafos invitados a capturar espacios emblemáticos de Rusia en 2013, un año antes que dicho país fuera sede del encuentro del G-20.

"Alguien de Dinamarca me recomendó, me llamaron y propuse hacer un trabajo sobre la carrera espacial, dijeron que era secreto industrial, entonces pensé en los submarinos atómicos, pero tampoco hubo oportunidad", comentó Ortiz Monasterio.

Fue entonces cuando el fotógrafo fue invitado a visitar el auditorio del AkademGorodok, lugar donde pasaron todos los científicos destacados del siglo XX y posteriormente entró a un laboratorio subterráneos con más de 30 kilómetros de túneles.

"Entrar fue una sorpresa. Vi máquinas muy peculiares con una gran paleta de colores y me di cuenta que era un lugar moderno. Me pregunté qué hacen aquí, de qué se trata, tienen una cosa antigua o detenida en el tiempo, fue entonces cuando me dije que aquello era extraordinario", platicó Ortiz Monasterio.

El co-fundador del Consejo Mexicano de Fotografía recordó que en tiempos de la Guerra Fría este laboratorio era "una cosa de secrecía" y que hasta el año de 1990 nadie había entrado con una cámara.

La labor de Pablo duró ocho días, en los cuales capturó ocho mil imágenes y complementó su investigación con periódicos de la época extraídos de una hemeroteca.

"Tuve la sensación de estar fotografiando como si estuviera ciego. Sabía que había cosas que estaban ahí pero no las veía porque no tenía la suficiente información, pero que la cámara lo estaba registrando", compartió.

Finalmente, el fotógrafo describió esta experiencia espectacular, en cuyas fotografías el lector podrá transportarse en el tiempo para descubrir un lugar increíble.

El centro AkademGorok fue construido por Gersh Budker (1918-1977) y en su tiempo fue el hogar de 65 mil científicos. Ahora es llamado Instituto de Física Nuclear Budker y se encuentra dentro de las instituciones pioneras de las ciencias nucleares.