Industriales de radio y televisión piden certeza en materia electoral

La Cámara Nacional de la Radio y la Televisión (CIRT) llamó al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a ofrecer certeza a comunicadores y concesionarios en la materia.

En un comunicado, el órgano empresarial señala que "el modelo de comunicación electoral requiere ser repensado en beneficio de audiencias, candidatos y del propio proceso electoral. Hacemos un llamado respetuoso al INE y al Tribunal Electoral a que mientras ello ocurre, se dé certeza a comunicadores y concesionarios".

Refiere que la industria de radio y televisión, tal como lo muestran los monitoreos de la autoridad en materia electoral, registra un cumplimiento superior a 99 por ciento en la transmisión de, hasta el momento, 22 millones de spots, y una cobertura equitativa, contribuyendo con ello al desarrollo de los comicios en el país.

Sin embargo, "los concesionarios denunciamos públicamente que, a pesar de este gran esfuerzo, una serie de decisiones y criterios adoptados por las autoridades electorales atentan contra los principios de legalidad, certeza y libertad de expresión".

para el órgano empresarial, una de estas afectaciones es la que sufren los comunicadores, deportistas, actrices y actores que se han visto obligados a renunciar a sus apariciones en estaciones de radiodifusión, para participar en el proceso electoral.

"Su presencia en un medio electrónico, según la autoridad electoral, es motivo de sanción al medio y a la persona, lo cual transgrede los derechos de los trabajadores de la industria que aparecen a cuadro en televisión o cuya voz es escuchada en radio, pues se les exige renunciar a su fuente de trabajo si aspiran a competir por un cargo de elección popular".

Ejemplos de ello, argumenta, son Carmen Salinas (actriz), Alejandro Camacho (actor), Cuauhtémoc Blanco (futbolista), Jackie Nava (boxeadora), María Rojo (actriz), Tony Meléndez (cantante) y Daniel Osorno Calvillo (futbolista), entre otros.

Por otro lado, dijo la CIRT, varias campañas de partidos y candidatos incluyen temas musicales protegidos por derechos de autor y sobre los que no se pagan las regalías correspondientes, lo que implica que las demandas de disqueras, compositores y sociedades de gestión serán a los concesionarios de radio y televisión que las transmiten.

"Los políticos y candidatos son inmunes ante las violaciones que se presentan, ya que la autoridad permanece tolerante ante éstas y son omisas al no ordenar que se retiren promocionales que violan otras disposiciones distintas a la electoral".

Asimismo, las autoridades ahora realizan monitoreos electorales a los programas de entretenimiento, los que además son calificados y clasificados, aunque generalmente no transmiten contenido electoral.

"Esto ha provocado que los comunicadores de estos programas opten por no tocar temas incidentales propios relacionados con la política por temor a ser enjuiciados", subrayó la cámara.

Además, la cobertura noticiosa de las campañas y de cualquier evento trascendente en materia político-electoral (entrevistas, notas, debates y opiniones) "provoca persecución a los medios y sus comunicadores".

En opinión de la CIRT, la incertidumbre y contradicción en los criterios adoptados por las autoridades electorales inhiben el ejercicio libre de la profesión periodística, la libertad de expresión y dañan el derecho de las audiencias a recibir información.

"Las autoridades electorales dan trámite a cualquier denuncia que se presente, por más frívola que sea. Entrevistas a funcionarios, cobertura informativa, la realización de mesas de opinión y debates son sujetos a procedimientos sancionadores. Este año, la radiodifusión mexicana ha padecido 230 procedimientos".

Pero, a pesar de que la Ley Electoral ordena sancionar las "denuncias frívolas" que los partidos hagan contra los medios (artículo 447 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales), los partidos denunciantes en ningún caso han sido sancionados.

La Cámara de Radio y Televisión refiere que recientemente, concesionarios de todo el país fueron multados por transmitir informes de labores de legisladores.

Esta difusión se dio a partir de los precedentes emitidos por las propias autoridades electorales, mismas que ahora, en una decisión inédita, dan marcha atrás a sus criterios e imponen multas a quienes trasmitieron estos spots.

"Cabe señalar que, en al menos tres ocasiones, las autoridades electorales avalaron que los promocionales siguieran al aire, pero es constante el cambio de criterios y la aplicación retroactiva de éstos".

"Además, las estaciones, desde que se publicó la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, tienen prohibido negar espacios a cualquier persona física o moral, como los partidos", y cuestiona entonces ¿qué Ley cumplimos, la Electoral o de Telecomunicaciones?

La CIRT señala que en congruencia con obligaciones legales, diversos concesionarios optaron por transmitir un mensaje o cortinilla previo a la difusión de los promocionales ordenados por el INE, para garantizar el derecho de las audiencias, a distinguir entre publicidad, programas y material electoral.

Sin embargo, el INE ordenó la suspensión de este mensaje, pese a que el Tribunal Electoral recientemente resolvió que dichos mensajes orientadores no constituyen infracción alguna en materia electoral.