Nicaragua respetará decisión de La Haya sobre litigio con Costa Rica

Nicaragua respetará la decisión que tome la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Holanda, sobre el litigio que mantiene con Costa Rica, aseguró hoy el canciller nicaragüense Samuel Santos.

En declaraciones a la prensa, Santos consideró que el equipo que ha representado a Nicaragua ante la CIJ ha desarrollado un excelente trabajo brindando argumentos sólidos.

Aseguró que su país confía en el prestigio y en los veredictos que dicta esta sede internacional, y dijo que no se iba a precipitar a opinar sobre un posible fallo.

Por su parte, los abogados que representan a Nicaragua ante la CIJ han logrado rebatir los argumentos presentados por Costa Rica en el caso.

Durante su intervención, el abogado Andrew B. Loewenstein destacó la víspera las graves consecuencias para al río San Juan que ha tenido la construcción de una carretera por parte de Costa Rica, informó el diario digital oficialista El 19.

Loewenstein basó sus argumentos en lo contenido en el documento Enviromental Diagnostic Assesment (EDA), presentado por Costa Rica en 2013 y duplicado en 2015.

Afirmó que la carretera está causando daños por estar situado en un área cercana a un sitio de importancia ecológica. Argumentó que la sedimentación produce efectos negativos en los cuerpos de agua y por tanto en la biodiversidad acuática.

También hizo énfasis en que la carretera afecta a las especies acuáticas porque tiene impactos negativos en la cadena de alimentos, en la reducción de las poblaciones de macroinvertebrados, en huevos y larvas de peces, entre otros.

En el mismo informe se establece que el área comprendida entre el Río Infiernito y Boca de San Carlos, es la que mayor impacto ecológico tiene por causa de la construcción de la carretera.

En esta zona hay también varios ríos tributarios y drenajes que transportan sedimentos al Río San Juan, a lo que hay que sumar acciones como la tala de árboles, movimientos de tierra y procesos de erosión del suelo.

El documento emitido luego de haber iniciado la carretera, demostró la necesidad que haber realizado un estudio de impacto ambiental antes de comenzar la construcción.

Mientras que la semana pasada, el abogado Paul S. Reichler -otro de los abogados de Nicaragua- señaló que Costa Rica ha fallado en mostrar ante la Corte de La Haya que este país ha causado daños ambientales al río San Juan durante los trabajos de dragado.

No existe evidencia que corrobore lo planteado por Costa Rica, ya que "no ha habido tal daño, ni es probable que lo haya en el futuro", apuntó Reichler el viernes pasado.

Consideró que los documentos introducidos por Costa Rica esta semana durante la presentación de sus argumentos orales muestran "la disminución del flujo del río Colorado desde 2006" y "también del río San Juan" y "no implican causalidad" en el sentido de que hayan sido "causados" por las actuaciones de Nicaragua.

De acuerdo con ese reporte, "mantener la navegación en el río San Juan requiere dragado", y ese es el objetivo de Nicaragua, apuntó el abogado.

El caso que enfrenta a ambos países centroamericanos tiene su origen en una demanda presentada por Costa Rica en 2010 por la soberanía de un pequeño humedal: el Harbour Head.