México condecora a embajador uruguayo Rodolfo Camarosano

El gobierno mexicano condecoró hoy aquí con la Orden del Águila Azteca al exembajador de Uruguay en México Rodolfo Camarosano Bersani, quien en la actualidad ocupa el mismo cargo pero en Santiago de Chile.

En la ceremonia, realizada en la embajada mexicana en la capital chilena, el embajador de México en Chile, Otto Granados Roldán, dijo que Camarosano Bersani "contribuyó al fortalecimiento de las relaciones políticas entre México y Uruguay".

Indicó que durante su misión en México, entre 2011 y 2013, también aportó a la ampliación de los vínculos económicos y de cooperación entre Uruguay y México, los que durante su gestión como embajador "registraron un avance significativo".

Granados Roldán destacó entre los logros de su gestión la visita de Estado que realizó a México en noviembre de 2011 el entonces presidente uruguayo José Mujica, en cuyo marco se firmó el Plan Estratégico de Cooperación México-Uruguay.

Añadió que, gracias a la coordinación del embajador Camarosano Bersani, se realizó la Primera Reunión del Consejo de Asociación establecido en el Acuerdo de Asociación Estratégica entre ambos países en marzo de 2012.

"Su buen desempeño también creó las mejores condiciones para la visita oficial del presidente de México, Enrique Peña Nieto, a Uruguay, en la que se intercambiaron experiencias exitosas en materia de educación y cooperación técnica", consignó.

Valoró el hecho de que el diplomático uruguayo haya tenido un "constante" interés en visitar universidades mexicanas "donde compartía sus reflexiones sobre las relaciones bilaterales y el mundo de la economía y el comercio".

Camarosano Bersani indicó por su parte en la ceremonia que "es un honor recibir esta condecoración otorgada por mi querido México", tras lo cual se preguntó de dónde surge este "afecto tan grande y tan irracional y tan inexplicable" por la nación del norte.

"Mi hipótesis más grande es que mi amor por México nace desde la primera vez que lo conocí", añadió el diplomático, quien acotó que también fueron factores haber leído a Amado Nervo, "uno de los primeros embajadores mexicanos en Uruguay", entre mucho otros.

Aseveró que "letras y músicas mexicanas alimentaron la vida de los uruguayos y de los latinoamericanos", además del arte, con muralistas como Diego Rivera y los cuadros de Frida Kahlo, entre muchos artistas.

La Condecoración de la Orden del Águila Azteca es la más alta distinción que México concede para reconocer las contribuciones de personalidades extranjeras que se han destacado en el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países.