Anuncia NY plan para reducir 90 por ciento de desechos en 2030

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció hoy un ambicioso plan para reducir 90 por ciento de los desechos que envía la ciudad a sus tiraderos en 2030, respecto a a sus niveles de 2005.

En un anuncio realizado en el marco del Día de la Tierra, De Blasio apuntó que su plan se compromete además a reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en 80 por ciento en 2050, en relacióna los niveles de 2005.

Asimismo, el alcalde resaltó que el plan, un documento de más de 330 páginas y más de 200 iniciativas, pretende que Nueva York goce en el año 2030 de la mejor calidad de aire entre las grandes urbes de Estados Unidos.

Titulado "One New York" (Un Nueva York), el plan vincula los ambiciosos planes ambientales con una reducción drástica de la desigualdad en la ciudad, pues pretende elevar del nivel de pobreza o casi pobreza a 800 mil neoyorquinos para el año 2025.

"El medio ambiente y la sustentabilidad económica deben ir mano a mano, y OneNYC es la manera de garantizar que así sea", dijo De Blasio, quien se ha convertido en uno de los mayores defensores de las políticas progresistas en Estados Unidos.

Añadió que el plan "propone metas específicas para asegurar que construiremos una ciudad más fuerte, sustentable y resistente, y que también crearemos una urbe más equitativa".

Entre el plan destacó además la creación de 240 mil nuevas unidades de vivienda para el año 2025, y entre 250 mil y 300 mil viviendas adicionales para el 2040.

Asimismo, proyecta reducir las tasas de mortalidad prematura en un 25 por ciento en el 2040, al tiempo que disminuirá las disparidades étnicas y raciales de la urbe.

Funcionarios electos, organismos civiles y científicos celebraron el anuncio de De Blasio. Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia y miembro del Consejo de OneNY, apuntó que el plan ponía a Nueva York al frente del desarrollo sustentable en el mundo.

"El plan de la ciudad es audaz, integral, creativo y, principalmente, alcanzable. Será un modelo para ciudades en todo el mundo, en un momento en que todos los países se comprometerán a nuevas metas de desarrollo sustentable en Naciones Unidas", dijo Sachs.

Explicó que el detallado plan contribuirá a lograr una ciudad más próspera, justa, sustentable y resistente para la próxima generación de neoyorquinos.