Senado y ASF firman convenio para evaluar gasto público

El Senado, a través del Instituto Belisario Domínguez, y la Auditoría Superior de la Federación suscribieron un convenio en materia de investigación legislativa, para la consolidación de la transparencia y rendición de cuentas, y para intercambiar información sobre la evaluación del gasto e ingresos públicos.

En el encuentro, el presidente del Instituto Belisario Domínguez, Fernando Herrera Ávila, indicó que el acuerdo permitirá realizar conferencias y actividades de difusión, de donde saldrán documentos importantes, como el análisis del gasto federalizado por entidad, identificado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos Federal 2015.

Ante el auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal, el legislador destacó que con el Sistema Nacional Anticorrupción, que aprobó el Senado, "vamos en la ruta correcta para que México cuente con una buena legislación en materia de rendición de cuentas".

Éste, acotó, es apenas el primer paso, y aun cuando la reforma constitucional "no salió como hubiésemos querido", representa un enorme adelanto en materia de fiscalización.

Dijo que una de las buenas noticias del nuevo esquema es que la ASF podrá atender de manera real, pronta y oportuna la fiscalización de recursos, pero insistió en que se requiere legislar sobre el fuero de los representantes populares, así como la sistematización de la declaración de situación patrimonial y declaración de intereses.

Para consolidar el sistema, dijo, se necesita un fiscal anticorrupción, con autonomía plena, así como el fortalecimiento de los órganos internos de control y la disposición de los organismos descentralizados y las instrucciones que se crearon con la reforma energética.

En tanto, Portal Martínez reconoció que con el respaldo al Sistema Nacional Anticorrupción, el Senado ha contribuido a generar las condiciones para dejar atrás, con una visión estructural y de largo plazo, la fragmentación entre los organismos con responsabilidad de velar por la honestidad en el uso de los recursos públicos.

Sin embargo, acotó, existen elementos que van más allá del contenido de las provisiones legales y que de manera indirecta serán un aporte para su consolidación: la generación de conocimiento y a la creación de capacidades en temas vinculados con la auditoría gubernamental, la evaluación de programas y la transparencia.

Planteó que los productos que se lleven a cabo, en el marco del convenio entre la ASF y la Cámara de Senadores, contribuirán a propiciar un ciclo de mejora continua, no sólo como un factor de cultura distinta, sino con incidencia en la práctica.

El establecimiento de un espacio de intercambio de información y de generación de conocimiento, enfatizó, contribuirá a eliminar la fragmentación conceptual que pudiera crearse en la gestión con nuevas obligaciones que supondrá el sistema nacional de fiscalización.

Puntualizó que la fiscalización superior tiene que ser vista como un instrumento sin dependencia ni sugestión para detectar y corregir dificultades en la administración pública.