Andaderos de Querétaro guardan parte de la memoria nacional

Los andaderos del Centro Histórico de Querétaro tienen su origen en la década de los 70 y constituyen un sitio ideal para la convivencia familiar y social, además de que guardan parte de la memoria nacional a través de sus viejas casonas de cantera.

El cronista del estado de Querétaro, Andrés Garrido del Toral, dijo en entrevista para Notimex que el andadero 5 de Mayo (que ocupa la Plaza de Armas) se construyó hacia 1978 durante el gobierno del arquitecto Antonio Calzada Urquiza (1973-1979).

"Ese fue el primer andadero del Centro Histórico de Querétaro, en el que destaca la Casa de la Corregidora (hoy sede del Poder Ejecutivo estatal), un sitio emblemático de la Independencia de México que constituye una visita obligada para todos los turistas nacionales y extranjeros que visitan nuestra ciudad", refirió.

Agregó que posteriormente fueron construidos los andaderos 16 de Septiembre y Libertad, que hoy en día son un referente del Centro Histórico de Querétaro por la importancia de estas vías de comunicación exclusivas para los peatones y la historia local y nacional que guardan entre sus paredes.

"Los andaderos tienen una importancia muy grande ya que crean tejido social, crean convivencia y humanizan el espacio urbano", puntualizó Garrido del Toral al mencionar que en el andadero 5 de Mayo también se ubican la Casa de Ecala y la casa donde nació el expresidente de México Francisco León de la Barra.

"Recordemos que la Casa de Ecala es, quizás, la obra civil más bella de la ciudad de Querétaro, que data del siglo XVIII para ser la residencia del regidor de la ciudad, don Tomás López de Ecala, y que hoy alberga al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF", expuso.

"En el andadero 5 de Mayo también luce la Casona de los Cinco Patios, cuya construcción comenzó como un predio de Diego de Tapia, hijo de Conín, el indígena otomí que es considerado por la historia como el fundador de Sangremal, que posteriormente se convirtió en la ciudad de Querétaro.

Garrido del Toral hizo énfasis en que el andadero 16 de Septiembre tiene a su paso la casona que hoy ocupa la Secretaría de Salud y el Portal de Valderrama, que son las únicas construcciones en esta ciudad que datan del siglo XVI.

El andadero Libertad también tiene su historia ya que ahí se ubica la vieja casona en la que nació Francisco León de la Barra, quien fue presidente interino de México en 1911 tras la renuncia de Porfirio Díaz, y que hoy ocupa la Casa Queretana de las Artesanías, dependiente del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Sin embargo, abundó el cronista, el andadero Libertad tiene una característica adicional ya que, además de poseer casonas antiguas, es punto de reunión semanal de artistas urbanos como pintores, artesanos, puestas y dibujantes, quienes conviven con los ciudadanos y turistas que gustan de ese tipo de manifestaciones.

"En la época de la Nueva España esa vía era conocida como Callejón de Los Fierreros, porque en este lugar se congregaban las personas que vendían monedas extranjeras, baúles, retablos religiosos, flechas de pedernal, hachas de piedra y toda clase de fierros", expuso el cronista queretano.

Recordó que cuando surgió la propuesta de construir estos tres andaderos en el Centro Histórico de Querétaro, justo donde se ubica Plaza de Armas, hubo sectores de la población que se manifestaron en contra ya que a su decir, interrumpían el paso vehicular y alteraban el orden público.

Sin embargo, enfatizó Garrido del Toral, "hoy debemos agradecer esa iniciativa ya que los andaderos son un referente de la ciudad de Querétaro, constituyen un espacio para la convivencia familiar y social y humanizan el espacio urbano".