Indígenas Cucapá celebran el Día Mundial de la Tierra

Para los indígenas Cucapá de Sonora, la Tierra es parte de ellos, porque de su barro fueron formados y las hormigas tuvieron un papel importante en dicha creación, según sus creencias ancestrales.

En el marco del Día Mundial de la Tierra, se cita la tradición oral recogida del indígena Piñón, por el poeta y ensayista de la vecina ciudad de Mexicali, Gabriel Trujillo Muñoz, también catedrático de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

La cual dice: Sipá y Komát son considerados dioses gemelos para la creación del mundo. El mundo estaba totalmente cubierto de agua al principio. Ellos se encontraban debajo del agua, en un lugar de la Tierra, viviendo como un niño en el vientre de su madre.

Los dos pensaban salir a la superficie. Komát se fumó un cigarro para darse fuerza y, siendo el mayor y más grande, empujó hacia el exterior a su hermano Sipá.

Cuando estaban afuera, Sipá se convirtió en hermano mayor y Komát en el más pequeño, pero fueron considerados hermanos gemelos.

Komát le preguntó ¿cómo lo había hecho? Sipá le contestó que había abierto los ojos, pero cuando Komát abrió sus ojos en el agua, quedó ciego.

En el mundo no había tierras. Enseguida los hermanos pidieron a las hormigas rojas voladoras, que excavaran en el interior de la Tierra para hacer que las aguas bajaran y pudiera haber tierra donde vivir. En la Tierra se formaron entonces varios lugares secos.

Los dos hermanos comenzaron a formar muñecos de barro que serían hombres sobre la Tierra. Luego se preguntaban uno al otro, qué tipo de hombre estaba haciendo, ya que si era Cucapá, tendría que dársele algún tipo de linaje.

Actualmente, menos de 100 cucapás residen en el ejido Pozas de Arvizu, ubicado en este municipio de Sonora, aparte de las comunidades indígenas de Mexicali, Baja California y de la reserva cercana a Somerton, Arizona.