Mediación en sector financiero reducirá morosidad en el sector

Este miércoles inició operaciones el primer Centro de Mediación para Intermediarios Financieros en México, con el cual se busca reducir el índice de morosidad de la banca comercial y de los intermediarios no bancarios.

En conferencia de prensa, el director general del Módulo de Mediación de Intermediarios (Fineinm), Carlos Porcel Sastrías, comentó que actualmente el índice de morosidad de la banca comercial se ubica entre 3.5 y 4.0 por ciento, y se busca reducirlo a 2.5 por ciento en un lapso de 10 años.

En tanto, el de los intermediarios no bancarios se ubica actualmente en 10 por ciento y se espera bajarlo a 3.5 por ciento en el mismo periodo.

El directivo del Módulo de Mediación de Intermediarios (Fineinm) destacó que la mediación podría generar ahorros de 40 a 60 por ciento de los recursos que en la actualidad se destinan a procesos judiciales, para recuperar créditos otorgados y bienes dados en garantía.

Detalló que el universo de mediación financiera crece cada año y una muestra de ello es que existe registro público que señala que el Infonavit ha mediado más de 125 mil créditos en los últimos años.

Porcel Sastrías aseguró que una institución financiera destina, en promedio, 70 mil pesos por cada crédito que otorga - y que paga quien lo obtiene- a una bolsa común que destina al pago de litigios.

En contraste, el costo de la mediación es el equivalente a 1.0 por ciento de esos 70 mil pesos, "lo que significa un ahorro sumamente importante".

Precisó que el servicio de mediación estará destinado a todo aquel que participe en el ecosistema financiero.

A su vez, el consejero del Fineinm, Adolfo González, aseguró que gracias a estas herramientas jurídicas, los intermediarios financieros podrán reducir su riesgo y por tanto ofrecer menores tasas de interés, y así generar más competencia en beneficio de los usuarios de los servicios financieros.

Uno de los principales beneficiados de la mediación, aseguró, serán las micro, pequeñas y medianas empresas, las cuales actualmente sólo obtienen 15 por ciento del crédito que otorga la banca comercial, por lo que con esta nueva figura jurídica se busca que en 10 años aumente a 50 por ciento.

Expresó que la mediación reduce sustancialmente los riesgos legales y personales como también incrementa la seguridad jurídica, ya que los convenios que se firman ante el mediador privado hacen las veces de sentencia definitiva con efectos de cosa juzgada.

Por otra parte, el director general del Centro de Justicia Alternativa del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Pascual Hernández Mergoldd, dijo que mientras un juicio mercantil puede durar años, con la mediación el conflicto se resuelve en horas o 15 días como máximo.

Ello, indicó, implica ahorros cuantiosos de dinero y tiempo para las partes involucradas.

Comentó que el Fineinm es un módulo de mediación autorizado por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, cuyo funcionamiento está regulado por la Ley de Justicia Alternativa del Tribunal capitalino.

Detalló que en ámbito de la prevención, la mediación es un convenio forjado entre ambas partes, es decir intermediarios financieros y usuarios, al prevenir los conflictos futuros que pudieran surgir como consecuencia de su naciente relación contractual.

A través de los servicios de la mediación se puede llegar a un convenio para preveer y dar solución anticipada a un posible conflicto, como puede ser el de incumplimiento de pago.