Felipe VI destaca labor de escritores para lograr una sociedad libre

El rey Felipe VI, en la víspera de que el escritor español Juan Goytisolo recibe el Premio Cervantes de las Letras 2014, destacó que los representantes del mundo de las letras deben buscar, en tiempos difíciles, una sociedad más culta y por ello más igual, más libre y justa.

El rey Felipe VI recibió hoy en el Palacio Real a representantes del mundo de las letras y brindó por Goytisolo, el último premiado con el Cervantes, máximo reconocimiento a la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos cuya obra haya contribuido a enriquecer el patrimonio literario en lengua española.

Acompañado por la reina Letizia, el rey recordó al mexicano Carlos Fuentes (1928-2012), quien en su momento se refirió a Goytisolo como un escritor hispanoamericano.

El monarca alabó la búsqueda de "nuevos caminos" para la novela emprendidos por este "ciudadano del mundo", ante académicos, autores premiados, directores del Instituto Cervantes, escritores, editores, libreros y periodistas.

En noviembre pasado, el jurado del premio destacó de Goytisolo la capacidad indagatoria en el lenguaje y propuestas estilísticas complejas, desarrolladas en diversos géneros literarios.

Asimismo, su voluntad de integrar a las dos orillas, a la tradición heterodoxa española y por su apuesta permanente por el dialogo intercultural.

La escritora mexicana Elena Poniatowska, quien ganó el Premio Cervantes un año antes y fue miembro del jurado, resaltó la capacidad de Goytisolo de unir orillas, la de Medio Oriente con Europa, y hasta América Latina.

Aseveró que conoce a Goytisolo y que es un hombre en el que se puede confiar "por su autenticidad" y "es a veces tan auténtico como la duquesa de Alba".

Recordó una visita que hizo con Goytisolo a las pirámides de Teotihuacán y tras la que el premiado le comentó que "es más difícil subir a las pirámides que una noche de amor".

Juan Goytisolo Gay (Barcelona, 1931) vivió desde muy joven fuera de España: en 1956 se instaló en París, Francia, donde trabajó como asesor literario de la editorial Gallimard; en 1969 se trasladó a Estados Unidos donde fue profesor en la Universidad de La Jolla de California, y después en Boston y Nueva York.

Goytisolo, quien reside en Marrakech, Marruecos, forma parte del Parlamento Internacional de Escritores y es presidente del jurado de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que selecciona las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Conocedor y estudioso del mundo árabe, ha contribuido, a través de artículos y ensayos, a dar a conocer en Europa la realidad de estos pueblos.

Asimismo, ha trabajado para lograr que la Unesco declare la Plaza de Xemáa el Fná de Marrakech como Patrimonio Oral de la Humanidad.

Sus primeras novelas, "Juegos de manos" (1954), "Duelo en el paraíso" (1955), o la trilogía formada por "El circo" (1947), "Fiestas" (1958) y "La resaca" (1958), se consideran adscritas al realismo crítico.

A partir de la trilogía formada por "Señas de identidad", "Reivindicación del conde don Julián" (hoy Don Julián) y "Juan sin Tierra", se produce un punto de ruptura en la tradición literaria española hasta el momento.

Desde entonces, no ha dejado de explorar vías nuevas y ha publicado novelas como "Makbara", "Paisajes después de la batalla", "Las virtudes del pájaro solitario", "La cuarentena", "La saga de los Marx", "El sitio de los sitios", "Carajicomedia" o "Telón de boca".

En los años 80 publicó sus dos libros autobiográficos, "Coto vedado" y "En los reinos de taifa". Es también autor de ensayos como "El furgón de cola", "Blanco White", "Contracorrientes", "Crónicas sarracinas" o "Aproximaciones a Gaudí en Capadocia".

Sus numerosas colaboraciones periodísticas se han recogido en "Pájaro que ensucia su propio nido" y "Contra las sagradas formas".

Vivió de cerca los conflictos de Bosnia y Chechenia, entre los años 1993 y 1996, lo que se tradujo en una serie de reportajes publicados en el diario "El País".

Entre otros galardones, ha recibido el Premio de Ensayo y Poesía Octavio Paz 2002, el Premio Juan Rulfo 2004, el Nacional de las Letras Españolas 2008 y el de las Artes y las Culturas de la Fundación Tres Culturas 2009.

Además, el Premio Quijote de las Letras Españolas a la obra de toda una vida de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) en 2010 y el Premio Formentor de las Letras 2012.

La mayor parte de sus obras han sido traducidas a diversos idiomas: inglés, francés, alemán, polaco, eslovaco y rumano, entre otros.