Aumenta número de islamistas alemanes que viajan a Siria e Irak

Cada vez mas islamistas alemanes viajan a Siria e Irak para participar en las guerras del Estado Islámico (EI) en esos países y adquirir experiencia en combate, de acuerdo a la Oficina Federal de Protección a la Constitución, con sede en Berlín.

Las autoridades a cargo de las investigaciones políticas en Alemania precisaron que hasta el momento han partido hacia Siria e Irak un total de 680 islamistas alemanes. A finales del 2014 habían viajado 550 islamistas alemanes y para principios de marzo de este año ya sumaban 650.

La Oficina Federal de Protección a la Constitución informó que tiene indicios de que 85 islamistas que partieron de Alemania perdieron la vida.

Un total de 230 ya regresaron a Alemania y de ellos, esa institución consideró que 50 cuentan ahora con experiencia en combate.

La corriente islamista más agresiva en Alemania es la de los salafistas, que en la actualidad suman siete mil 300 y su número no cesa de aumentar, de acuerdo a la Oficina Federal de Protección a la Constitución. En el 2011 solo eran la mitad de esa cifra.

Los salafistas procedentes del estado germanoccidental de Renania del Norte Westfalia son los que han dejado Alemania en mayor número para sumarse al Estado Islámico.

Los salafistas alemanes se proponen establecer un Califato en el país europeo que se basaría en un orden islámico como el único legítimo para el estado y para la sociedad. Los salafistas están en contra de la democracia, por eso son observados por la Oficina Federal de Protección a la Constitución.

El presidente de la Oficina Federal de Protección a la Constitución, Hans George Maassen, declaró este miércoles que los baluartes para establecer un estado islámico en Alemania son Berlín, y los estados germanoccidentales de Renania Palatinado y de Hessen.

El funcionario manifestó que el Estado Islámico debe ser despojado de su carisma y que toda la sociedad alemana debe contribuir a ello.

Destacó que la Yihad cibernética está ya desde hace tiempo en la agenda de esa oficina federal, y que muestra de ello es lo ocurrido recientemente a la emisora de televisión francesa TV5 Monde, que fue objeto de un ataque cibernético de hackers islamistas el 9 de abril.

Maassen expresó que es de temerse que la lucha contra los "infieles" vaya a ser extendida al mundo virtual para convertirlo en un campo de batalla.

Añadió que la estrategia en Internet que aplica el Estado Islámico es altamente eficaz y es muy profesional, razón por la que se debe desenmascarar a esa organización y quitarle su atractivo.

Dijo que ese profesional trabajo en los medios es una especie de guerra mediática, que le ha atraído a esa organización muchos nuevos simpatizantes.