Protestan miles contra yihadistas del EI tras asesinato de etíopes

Miles de etíopes marcharon hoy por calles de esta capital para protestar contra el reciente asesinato de 28 cristianos en manos del Estado Islámico (EI) en Libia y contra la incapacidad de su gobierno para mejorar el nivel de vida de los pobres.

La manifestación en solidaridad con los familiares de las víctimas del EI terminó en enfrentamientos entre los inconformes y la policía, que arrestó por lo menos a 100 personas en la Plaza de Meskel de Addis Abeba, según la cadena árabe Al Arabiya.

"Queremos venganza por la sangre de nuestros hijos", gritaban los manifestantes, en referencia a los 28 cristianos etíopes que fueron decapitados o baleados a manos del EI en Libia, a donde fueron

capturados cuando trataban de llegar a Europa.

"¡Basta de emigración! Cambiemos nuestro país quedándonos en él", coreaban los manifestantes, que también llevaban pancartas en las que se leían "El EI no es el islam" o "Nuestra paz y nuestra unidad no se quebrarán nunca por los extremistas".

El EI publicó el lunes pasado en sitios yihadistas un video en el que muestra la decapitación de un grupo de unos 12 hombres etíopes en una playa y a otros 16 hombres que reciben un tiro en la cabeza por parte de sus verdugos en una zona desértica.

Ahaza Kassaye, la madre de una de las víctimas, identificado como Eyasu Yikunoamlak, expresó su confianza durante la marcha en que el gobierno etíope tome medidas en los pasos fronterizos y detenga a los sospechoso de traficar con personas.

La manifestación tuvo lugar poco antes de un discurso del primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, quien destacó que aunque la pobreza es la principal causa de las migraciones, los traficantes de personas son los responsables por incitar a la gente a salir del país.

Numerosos etíopes emigran al extranjero para huir de la pobreza y muchos de ellos viajan a Libia y a otros países del norte de África en busca de un empleo, pero también para subir a bordo de embarcaciones precarias con el objetivo de llegar a las costas europeas.

En el marco de los tres de días de luto, iniciados la víspera, legisladores etíopes analizan una posible respuesta a los asesinatos del grupo yihadista, pero no está claro si las acciones militares son una opción.