Ciclista Alejandro Valverde triunfa en Flecha Valona por tercera vez

El ciclista español Alejandro Valverde amplió su romance con la célebre carrera Flecha Valona, ya que este miércoles se la adjudicó por tercera vez, tras invertir un tiempo de 5:08:22 horas para ser el primero de 133 participantes.

Tal como ocurrió en 2006 y 2014, "Balaverde" fue quien mejor estrategia puso sobre la mesa, para salir con el puño en alto al cabo de 205.5 kilómetros de recorrido entre Waremme y el Muro de Huy por delante del francés Julian Alaphilippe y del suizo Michael Albasini, sus acompañantes en el podio.

A la línea de salida acudieron 199 hombres, ya que el holandés Lieuwe Westra renunció de último momento y ya en carrera, a 13 kilómetros de haber partido, siete pedalistas se despegaron del pelotón, los cuales llegaron a construir una ventaja de hasta ocho minutos y medio respecto a los perseguidores.

Desde atrás los equipos de Katusha, Movistar y BMC hicieron el "trabajo sucio" para disminuir esa distancia y a falta de 57 kilómetros, el abismo se había reducido hasta los cuatro minutos y 25 segundos, además de que las cotas ya comenzaban a pasar factura en las piernas de ese pequeño grupo puntero.

Con sus intereses particulares, tomó la batuta del pelotón mayoritario la poderosa maquinaria del Sky, en colaboración con el Quick Step, que trataba de posicionar a su líder de filas, el polaco campeón del mundo, Michal Kwiatkowski.

En la marca de los últimos 50 kilómetros, el público pasó un trago amargo con el abandono de su hijo pródigo, Philippe Gilbert, quien no pudo seguir luego de sufrir una aparatosa caída.

Mientras tanto, a la fuga ya le pisaban los talones y pronto se movieron las fichas y el conjunto de la compañía telefónica lanzó al italiano Giovanni Visconti para que abriera paso al murciano.

A 18 kilómetros de la línea de meta, atacó el estadunidense Tejay Van Garderen, a la caza de Visconti y del ibérico Luis León Sánchez, enfundado en la casaca del Astana y con la consigna de aportar a la causa del italiano Vincenzo Nibali.

Este movimiento provocó que de atrás se aumentara el ritmo, a tal grado que se registró una caída cuyo gran damnificado fue el británico Chris Froome, aunque sí pudo concluir la ruta, a más de 12 minutos del vencedor y en el puesto 123 de 133 que completaron la prueba.

Con el orden medianamente restablecido, cuando restaban seis kilómetros restantes, se gestó un nuevo embate, ahora a través del joven belga Tim Wellens, que cuando el trazado agonizaba, vio cómo se le escapó todo de las manos ante un furioso Valverde, que hasta se dio el lujo de celebrar sin haber pasado la línea final.

Ésta fue la segunda cita que compone el Tríptico de las Ardenas, programa clásico de abril, cuyo primer vencedor fue Kwiatkowski en la Amstel Gold Race, que se disputó el domingo pasado, y que terminará con la Lieja-Bastoña-Lieja.

Igual que en tierras holandesas, el mejor embajador para los latinoamericanos fue el colombiano Sergio Luis Henao, del Sky, séptimo de la general con retraso de sólo cuatro segundos respecto al campeón.

Clasificación general:

1. Alejandro Valverde (ESP) 5:08:22 horas

2. Julian Alaphilippe (FRA) mt.

3. Michael Albasini (SUI) mt.

4. Joaquim Rodríguez (ESP) mt.

5. Daniel Moreno (ESP) mt.

6. Alexis Vuillermoz (FRA) a 04 segundos

7. Sergio Henao (COL) mt.

8. Jakob Fuglsang (DIN) mt.

9. Tom-Jelte Slagter (HOL) mt.

10. Wilco Kelderman (HOL) mt.