Corea del Sur y EUA renuevan pacto de energía nuclear

Corea del Sur y Estados Unidos firmaron hoy aquí un acuerdo sobre el uso pacífico de energía nuclear, mediante el cual Seúl podrá llevar a cabo una investigación a plena escala sobre un nuevo método para reprocesar el combustible nuclear gastado.

El acuerdo, que reemplazará su existente pacto nuclear, firmado en 1974, allana el camino para que Corea del Sur produzca también uranio de bajo enriquecimiento, informaron fuentes de la cancillería surcoreana, citadas por la agencia de noticias Yonhap.

Tras cuatro años y seis meses de negociaciones, ambas naciones rubricaron este miércoles un acuerdo de 21 puntos, que insta a la cooperación bilateral basada en los principios de igualdad y reciprocidad.

Los dos países aliados habían negociado desde octubre de 2010 la renovación del pacto, que entró en vigor en 1974, por el cual Corea del Sur tenía prohibido enriquecer uranio y reprocesar el combustible nuclear gastado debido a los riesgos de proliferación.

En virtud del nuevo acuerdo, se abre el camino para que Corea del Sur produzca uranio de bajo enriquecimiento, a través de las consultas con Washington, lo que ayudará a conseguir un suministro estable de combustible nuclear frente a la creciente demanda nacional de energía.

El acuerdo también garantiza el consentimiento preliminar a largo plazo de Estados Unidos para llevar a cabo las primeras etapas del reprocesamiento experimental llamado piroprocesamiento, que incluyen el examen posirradiación y la electroreducción.

El piroprocesamiento es una tecnología de reprocesamiento que se considera que plantea menos riesgos de proliferación, dado que deja plutonio separado, mezclado con otros elementos.

Mediante el acuerdo, los científicos surcoreanos podrán investigar esta tecnología, que aún no está comercializada, en las instalaciones locales.

Según los funcionarios surcoreanos, el nuevo acuerdo permitirá que el país -que trata de aumentar sus exportaciones de plantas nucleares- amplíe su programa nuclear civil.

El acuerdo tendrá una vigencia de 20 años y podrá prorrogarse por otros cinco si ambas partes así lo acuerdan.