Amnistía Internacional demanda salvar vidas en el Mediterráneo

Amnistía Internacional (AI) demandó hoy a los gobiernos europeos medidas inmediatas y eficaces para poner fin a tragedias en el Mediterráneo, que han causado este año la muerte de mil 700 inmigrantes y refugiados que intentaban llegar a Europa.

"Los gobiernos europeos deben poner en marcha una operación humanitaria conjunta con el mandato de salvar vidas en el mar Mediterráneo", exigió AI en su informe titulado "La vergüenza de Europa, a pique: el fracaso de salvar a emigrantes y refugiados en el mar".

En su reporte, la organización solicitó la implementación inmediata de una operación humanitaria para salvar vidas en el mar, dotada de buques adecuados, aviones y otros recursos, que patrulle donde haya vidas en peligro.

AI documenta testimonios de sobrevivientes de naufragios, detalla las dificultades y limitaciones de las actuales operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, además expone formas en las que puede resolverse.

En vísperas de una reunión de líderes europeos en el Consejo Europeo, AI consideró la situación como "la peor crisis humanitaria tras la Segunda Guerra Mundial" y remarcó que Europa no puede ignorarla, por lo que espera que en la cita se tomen medidas concretas.

"Los líderes europeos que se reúnen en Bruselas tienen una oportunidad histórica para poner fin a una tragedia humanitaria cada vez mayor como la del Titanic", declaró el director del Programa Regional para Europa y Asia Central de AI, John Dalhuisen.

"La negligencia de Europa no salvando a miles de migrantes que corren peligro en el Mediterráneo es como si los bomberos se negasen a salvar a las personas que saltan de un edificio en llamas. Debe quedar claro que la responsabilidad de los gobiernos no se limita a apagar el fuego, sino que deben recoger a quienes saltan desde la cornisa", dijo.

El informe muestra que la decisión de poner fin a Mare Nostrum, la operación humanitaria de la Marina italiana, a finales de 2014, ha contribuido a un dramático aumento de las muertes de migrantes y refugiados en el mar.

Si se confirman las cifras de los últimos incidentes, este año habrán perdido la vida mil 700 personas, la mitad que en todo el año 2014.

Tras la finalización de Mare Nostrum, los gobiernos europeos dieron instrucciones a la agencia encargada de gestionar las fronteras de la UE, Frontex, de establecer la Operación Tritón.

A diferencia de Mare Nostrum, cuyos barcos tenían un área de operaciones que se extendía al sur de Lampedusa alrededor de 100 millas náuticas, Tritón se limita a una patrulla fronteriza a 30 millas náuticas de las costas de Italia y Malta.

AI, con sede en Londres, pidió a todos los jefes de Estado y de gobierno europeos, que asistirán mañana jueves a la cumbre extraordinaria en Bruselas, establecer inmediatamente una operación efectiva para salvar vidas en el mar.

Deben autorizar el despliegue inmediato de recursos navales y aéreos suficientes a lo largo de las principales rutas de migración para rescatar a personas.

Mientras esto se pone en práctica, los gobiernos europeos deben proporcionar urgentemente a Italia y Malta apoyo económico y logístico necesario para que incrementen su capacidad de búsqueda y rescate de personas en el Mediterráneo, recomendó el organismo humanitario.