Especialistas preparan regreso al mar de delfín varado en Cancún

El proceso de rehabilitación del delfín hembra varado en una playa de Cancún a finales del mes de marzo está por completarse, por lo que especialistas que lo atienden desde el primer día preparan las condiciones para reincorporarlo al mar Caribe, explicó Israel Urbina Acuña.

En entrevista con Notimex, el gerente de Relaciones Públicas del Grupo Dolphin Discovery, refiere que la recuperación del mamífero marino fue sorprendente pues llegó en muy malas condiciones a la Tortugranja de Isla Mujeres y con un pronóstico desalentador.

"Ahora, la buena noticia es que están agilizando su regreso al mar para evitar que se establezca un mayor vínculo, incluso afectivo con las personas que lo atendieron y cuidaron", refirió.

Explicó que entre otras cosas, al cetáceo no se le entrega el alimento, se le acerca y que cada vez se hace de nueva cuenta independiente, además de que recuperó peso y presenta condiciones de poder reincorporarse a su hábitat.

Explicó que después de 20 días de atención médica y tras ser rescatada en condiciones críticas de salud, la delfín recuperó parte de esos 30 kilogramos que aparentemente tenía de menos por la enfermedad renal que especialistas le detectaron.

Recordó que elementos de la Dirección de Protección Civil del Municipio de Benito Juárez, encontraron varado al delfín el 31 de marzo pasado en una playa de la zona hotelera de Cancún.

Desde ese momento, prosiguió, especialistas de la "Red de Varamientos de Mamíferos Marinos" se hicieron cargo de su atención con un equipo encabezado por el doctor y Director de Medicina Veterinaria, Roberto Sánchez Okrucky y el Director de Operaciones, Lorenzo Cámara, ambos de Dolphin Discovery.

Asimismo, estuvieron el Biólogo Raúl Olarte, Inspector de la Profepa y personal de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

Urbina Acuña explicó que el delfín hembra permanece bajo vigilancia médica las 24 horas con un grupo de 21 biólogos entre veterinarios y especialistas, que realizaron todos los análisis médicos correspondientes.

En total fueron 60 horas-hombres diarias con labores que incluyeron elaborar y proporcionar el alimento al delfín, con una dieta diseñada especialmente para ganar peso y mejorar sus condiciones de salud.

El menú está conformado a base de arenque y calamar. Al mismo tiempo, se le administran cuidadosamente los medicamentos.

Por su parte, el director de Operaciones de la cadena quintanarroense que opera varios delfinarios en la entidad, Lorenzo Cámara, sostuvo que "no escatimaremos recursos humanos o económicos para lograr sacar adelante a este delfín, aunque el cuadro que presentó cuando llegó era con muy pocas probabilidades de superveniencia.

Los mamíferos marinos son especies que amamos y siempre procuraremos su bienestar en cualquier hábitat que se encuentren", afirmó el ejecutivo.

De acuerdo con el reporte de los médicos veterinarios, el delfín varado es una hembra, de edad madura, de la especie Steno Bredanensis y su estado de salud se declaró crítico, con baja expectativa de sobrevivencia.

Ello, pues presentaba una alarmante pérdida de peso, ya que, en condiciones normales, la masa corporal de un delfín es de 130 kilogramos y este ejemplar alcanzaba solo los 100 kilogramos.

Además, los veterinarios encontraron serios problemas renales, razones por las que, seguramente, el delfín perdió fuerza y fue arrastrado por la corriente hacia la playa.

Sobre este punto, Urbina Acuña agregó: "En este momento, el delfín ya come por sí mismo, lo que demuestra que, el cuidado y amor del personal para con esta hembra, han dado resultados. El equipo espera poder celebrar mejores noticias muy pronto".