Seguirá en auge la economía y el empleo de Alemania

El auge que registra la economía de Alemania seguirá adelante este año y el siguiente, y en 2016 alcanzará el nivel récord en el empleo con 43.1 millones de personas con trabajo.

En rueda de prensa en esta capital, el ministro alemán de Economía y vicecanciller federal, Sigmar Gabriel, señaló que el crecimiento económico de Alemania, con una población de 80 millones de habitantes, será este año y en el siguiente de 1.8 por ciento.

El principal factor del crecimiento de la economía alemana será el consumo, a diferencia de décadas anteriores, cuando la exportación de productos alemanes jugaba ese papel.

La exportación seguirá siendo también motor del crecimiento, pero no el principal.

Al mismo tiempo, Sigmar Gabriel lanzó una advertencia a los alemanes de "evitar la autocomplacencia, en vista de que en los últimos años la economía del país ha crecido sin parar, y va de un récord a otro. El éxito económico no se genera por si solo", apuntó.

De acuerdo a las proyecciones económicas oficiales para este año y el siguiente, presentadas este miércoles por el ministro alemán, el monto de los salarios aumentará también en 2016, lo que tendrá el efecto de impulsar el consumo.

El Ministerio de Economía estimó que el incremento salarial en el 2015 será de 2.8 por ciento y en el 2016 de 2.1 por ciento.

Por lo tanto, el gobierno federal y los gobiernos estatales y municipales recaudarán una cantidad mayor de impuestos, en comparación con lo que esas instancias habían estimado inicialmente.

Sigmar Gabriel expresó que Alemania debe trabajar para mejorar sus perspectivas a mediano plazo de crecimiento económico, y calificó en ese contexto que las inversiones públicas en educación e investigación son "muy importantes como puntos de partida".

El número de personas con trabajo se elevará este año en 300 mil, con lo que la tasa de desempleo bajará a 2.79 millones en este año y a 2.77 en el 2016.

En el año próximo, la cifra de gente con trabajo en Alemania avanzará en 130 mil, y en total se llegará el año próximo a 43.1 millones de personas con empleo.

La economía alemana se beneficia, también en la actualidad de la pérdida de valor el euro porque los productos alemanes de exportación han bajado de precio en los mercados internacionales por ese efecto cambiario.

Las ventas al extranjero crecerán en 4.7 por ciento en 2015 y en 4.5 por ciento en 2016.

El ministro subrayó esas cifras porque Alemania ha recibido críticas de diversos países desde hace varios años, entre ellos Estados Unidos y Francia, así como el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el sentido de que exporta mucho, impulsa poco el consumo interno y de esa manera mantiene su superávit en la balanza de pagos a costa de otros países.

El consumo alemán es ahora el principal motor del crecimiento de la primera economía de Europa.