Asume Hermanas de la Misericordia abuso infantil en Australia

La orden de las Hermanas de la Caridad se disculpó hoy por las tres décadas de abuso que sufrieron niños internados en el orfanato de St. Joseph, en la suroriental Queensland, Australia.

La disculpa fue presentada por la madre superiora de la orden australiana, Berneice Loch, al rendir su testimonio en la audiencia de la Real Comisión encargada de las llamadas respuestas institucionales al abuso sexual infantil.

Las denuncias sobre abuso infantil en ese orfanato se revelaron en la década de 1990, y que fueron cometidos entre 1940 y 1975.

La hermana Loch lamentó las respuestas que ofreció su congregación a partir de 1993, y lamentó no haberse interesado por saber más acerca del abuso y sus efectos, pero afirmó que hizo lo mejor que pudo en ese momento.

Expresó también su deseo de que la Iglesia Católica continúe reconociendo sus errores del pasado, porque es la única manera en que se puede ser la institución que está llamada a ser.

Se estima que en las décadas de 1970 a 1990, cientos de niños fueron golpeados, molestados y violados en el orfanato de St. Joseph, que fue vendido en 2000 para crear un fondo de ayuda a las víctimas.