Firma Mancera iniciativa de Ley de Ciudad Abierta

Con el propósito de promover y garantizar la participación ciudadana, así como la comunicación entre la administración pública y la sociedad civil, el jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera Espinosa, firmó la iniciativa de Ley de Ciudad Abierta.

En el Antiguo Palacio del Ayuntamiento destacó que esta iniciativa de ley busca superar el modelo gubernamental saturado de procedimientos y normas que sólo ocasiona evitar que fluya la información de manera ágil.

Lo que se persigue es dejar atrás los obstáculos a la transparencia y hacer cumplir los derechos de la población para tener contacto con su gobierno y conocer lo que éste está haciendo, "que se pueda generar una forma de escrutinio mucho más efectiva", dijo.

La iniciativa de Ley de Ciudad Abierta será enviada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para su discusión y aprobación, en un marco normativo que promueve la participación de la sociedad civil y ciudadanía en el diseño de programas, políticas públicas y acciones gubernamentales del gobierno de la ciudad y delegaciones.

Mancera Espinosa aseguró que este es un instrumento de mejora regulatoria que será nuevamente punta de lanza en el país respecto de las demás entidades federativas.

En tanto, la directora del Laboratorio para la Ciudad de México, Gabriella Gómez-Mont, detalló que esta iniciativa de ley obliga al conjunto de entes públicos del gobierno local a la apertura de datos y a facilitar el involucramiento social en procesos de la administración pública.

La apertura progresiva de los entes públicos capitalinos será garantizada por un Consejo de Gobierno Abierto de la Ciudad de México, órgano de toma de decisiones en el que habrá representantes de la sociedad civil y de instituciones garantes de la transparencia y el cuidado de los derechos humanos.

En su oportunidad, el coordinador general de Modernización Administrativa, Oliver Castañeda Correa, agregó que la Ley de Ciudad Abierta es el resultado de más de un año de trabajo entre el gobierno capitalino y ALDF, con la participación de organizaciones civiles y miembros de la academia.

Con esta iniciativa se crea un eje rector para combatir la corrupción y avanzar en la rendición de cuentas, enfatizó.