Institución papal recibirá 10 mil dólares por cada gol en Copa América

La Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) donará 10 mil dólares a la organización "Scholas Occurrentes", que impulsa la integración de niños y jóvenes desfavorecidos, por cada gol que se marque en la próxima Copa América.

La donación será efectiva también con motivo de cada penal atajado y el dinero recaudado será destinado al desarrollo de actividades educativas en los países participantes en la justa continental.

Para sellar este acuerdo, hoy se reunieron con el papa Francisco en el Vaticano el presidente de la Conmebol, Sergio Jadue, junto con los presidentes de las federaciones de futbol de Chile (sede de la Copa), Ecuador, Venezuela y Argentina.

Representando a "Scholas", una organización impulsada personalmente por el papa Francisco, estuvieron en la reunión sus directores mundiales, Enrique Palmeyro y José María del Corral, así como el obispo canciller de la Academia Pontificia para las Ciencias Sociales, Marcelo Sánchez Sorondo.

La campaña llevará por título "Goles por Scholas" y financiará iniciativas encaminadas a favorecer la integración social y la cultura del encuentro entre los pueblos por intermedio del deporte, el arte y la tecnología.

Los fondos recuadados en la Copa América serán destinados a apoyar directamente los pedidos que "Scholas" recibe de las comunidades educativas más empobrecidas y que son parte de la red mundial o a través de Cáritas y otras organizaciones que trabajan por la integración y la equidad en dichos países.

También este día, el líder católico se reunió con el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, y bendijo una "alianza" de ese organismo con la misma "Scholas Occurrentes", por el cual se proporcionará ayuda a adolescentes desfavorecidos.

El acuerdo, firmado por cinco años, incluye actividades conjuntas además de colaboración en plataformas digitales mutuas, a través de campañas que se transmitirán por las redes sociales y los medios de comunicación.

Las organizaciones se vincularán también con los grandes acontecimientos centrados en la juventud mundial, como la Cumbre sobre el Impacto Social de la Juventud, que se celebrará durante las Olimpiadas Especiales de 2015 en Los Angeles.

"La adolescencia es un momento crucial, una edad de riesgo, pero también una época de oportunidades. Los jóvenes que aprenden a trabajar juntos y resolver problemas comunes están desarrollando habilidades que van a hacer más que ayudar a construir un futuro mejor para sí mismos", dijo Anthony Lake.