Italia arresta a 91 personas durante operativo contra la mafia

Un total de 91 personas fueron arrestadas hoy en Italia en dos diferentes operaciones contra la criminalidad organizada en las sureñas regiones de Puglia y Campania, informaron las autoridades locales.

En el primer operativo fueron detenidas 64 personas pertenecientes al clan mafioso Di Cosola, que operaba en Bari (capital de Puglia), dijo a los medios el fiscal de esa ciudad, Pasquale Drago.

Entre los arrestados había un empresario de la construcción y según los investigadores era en ese sector donde el clan hacia negocios millonarios al imponer a los constructores locales la compra de cemento de baja calidad.

Asimismo, fueron arrestadas cinco mujeres que fungían como tesoreras del grupo criminal, entre ellas Rocca Palladino, de 49 años de edad y esposa del jefe, Antonio Di Cosola, encarcelado desde 2009.

De acuerdo con los investigadores, era Palladino quien impartía las órdenes que le hacía llegar su marido desde la prisión.

En el operativo, denominado "Pilastro", participaron 350 agentes de los carabineros, que también confiscaron bienes por valor de 10 millones de euros.

Según Drago, el clan había extendido sus actividades criminales a la extorsión, la venta de droga y los juegos de azar.

En el segundo operativo, ejecutado en Nápoles, capital de la región de Campania, fueron arrestadas 27 personas del clan Di Lauro de la Camorra, la mafia local, informó el cuerpo de carabineros del núcleo de investigación de esa ciudad.

Precisó que los detenidos fueron acusados de asociación mafiosa, extorsión y tráfico internacional de sustancias estupefacientes.

La Dirección Distrital Antimafia napolitana confirmó que también fueron confiscados 31 kilos de cocaína, además de que pudieron ser documentadas numerosas extorsiones que el clan Di Lauro efectuaba en el barrio napolitano de Secondigliano.

En la lista de destinatarios de las órdenes de arresto figuraba el nombre del jefe del clan, Marco Di Lauro, quien aparece en la lista de los 30 delincuentes más peligrosos de Italia, pero que logró escapar.

Según los investigadores, el grupo criminal planeó asesinar a varios rivales, miembros del grupo de los "secesionistas" de la Camorra durante el gran premio de Fórmula 1 de Montemeló-Barcelona del 27 de abril de 2008.

Sin embargo, un operativo en ese año de los carabineros italianos y la guardia civil española frustró el proyecto.