Movimiento Ciudadano plantea forma de articulación contra corrupción

El partido Movimiento Ciudadano (MC) se pronunció hoy por diseñar una nueva forma de articulación entre el gobierno y la sociedad, así como por un sistema de fiscalización y control social para combatir corrupción, impunidad y violación de la ley.

El ciudadano es el protagonista principal y "fuente legítima" del poder en toda democracia, por lo que "tiene derecho a poner y a quitar, a equivocarse y corregir", sostuvo el instituto político.

Mencionó que en México, la corrupción, la traición a principios éticos, la ambición desmedida de los poderes "constituidos" y "fácticos" le han arrebatado ese poder a la ciudadanía y han pervertido la vida política e institucional del país.

En Movimiento Ciudadano asumimos que es necesario y urgente que se le restituya al ciudadano el poder que legítimamente le pertenece, "si el ciudadano elige, el ciudadano manda", añadió en un comunicado.

Por ello, el buen funcionario logra que el ciudadano le ratifique su confianza, "pero el mal servidor público, el que engaña, traiciona, derrocha y roba a la ciudadanía que lo eligió, debe ser destituido".

Apuntó que en congruencia con esta convicción, MC asume la obligación de generar las bases normativas, condiciones y herramientas necesarias para que los ciudadanos participen, decidan e incidan en la vida pública.

La propuesta concreta es: "Si un gobernante no funciona, tiene que irse; para ello, a la mitad del mandato del gobernante en cuestión, los ciudadanos podrán votar para decidir si quieren que un presidente municipal se quede en el cargo o se vaya.

"Sería un ya basta al poder ilimitado de la política tradicional y de los poderes fácticos y un valioso instrumento de control ciudadano para vigilar la gestión del poder", subrayó.